Archivo de la etiqueta: Mallorca

1ª en el Triatlón de Andratx

la foto-2

El pasado domingo competí en el triatlón de Andratx para hacer el entreno de calidad del fin de semana aprovechando que todos mis compañeros del equipo M3T – Mallorcatraining competirían también por ser campeonato de baleares.

1053329_398947123559665_1007434257_oPara el segmento de natación había que dar dos vueltas para completar los 750m. Las chicas salíamos 2 minutos después de todos los hombres, y, aunque eso supuso que antes de la primera boya ya les estaba alcanzando, me lo tomé como un buen simulacro para nadar levantando la cabeza viendo los huecos dentro del grupo por los que pasar y tratando de hacer las boyas lo más rápido posible entre una multitud de triatletas que alcanzaba un radio de varios metros. La buena noticia es que no sentí molestias en el hombro y sentí que agarraba el agua con más fuerza, terminando este segmento ya en primera posición femenina.

1017662_10201714451406344_375938771_nEl ciclismo se realizaba en tres vueltas con una subidita cada una. Como no podía ir a rueda de chicos, traté de llevar buen ritmo sin flaquear con cuidado de los grupos que me iban adelantando. Recién estrenaba la postura nueva tras el bike fitting que me hizo Jon de Bicimetrics en la Orbea de Bimont y me adapté rápido, pero eso ya es otro post…

Al final del día todo se resume a esto; ser capaz de disfrutar de tu rendimiento con un gran equipo de amigos.

1016070_10201716770824328_867292453_n

Anuncios

De vuelta en Mallorca entrenando

969958_10200834832129915_472957977_n
Con el grupo M3T Mallorcatraining en Bunyola

“Y tú, ¿Cuándo tienes vacaciones? ¿A dónde te vas?” quizás sea probablemente la frase #TrendTopic de este mes. Yo afortunadamente espero pasar mi verano en Mallorca entrenando. Eso es. Mi plan preferido. Sudar al sol haciendo series. Los bidones para la bici en el congelador. Las subidas a los Colls mallorquines con la chicharras dando su particular concierto. Todo el sabor del agua fresca tras tres horas de bici. El vasito de gazpacho frío al llegar a casa con las calas aún puestas. El hambre de melón y solamente melón. El moreno negro del agua de piscina descubierta y el doradito del mar. Una hora, dos horas o las que quieras en la piscina descubierta. Escaparse a la playa al final de un día de entrenamientos. Nadar en el mar. Revistita y una clara de limón en el chiringuito de playa. Las siestas en una tarde de 35 grados que te levantas con un dolor de cabeza que no se quita hasta que empiezas a calentar en la última sesión del día. Empezar trotando con calor y acabar la sesión de carrera a las nueve de la noche cuando empieza a refrescar. Gotas de sudor hasta en los gemelos. Cenar en una terracita de verano con la brisita del Mediterráneo tras un día cumplido.

Llamádme rara pero yo disfruto así de mis veranos. Y competir. Cerrar el fin de semana poniendo el cuerpo al límite del agotamiento físico. Cruzar una línea de meta con la respiración agitada, el pulso alto y las piernas cansadas pero fuertes. La piel tatuada con un número transpirando gotas de sudor.

la foto
Medias Medilast Sport, Bicicleta Orbea de Bimont, Zapatillas 15RC y ropa de Spiuk

Por fin. El Verano. Ya llegó.

Una Triatleta en el Mallorca- Celta

IMG_0790

Una explanada relativamente pequeña, dos puertas opuestas y un esférico es todo lo que se necesita para jugar al fútbol. Un lago, mar o río, una carretera y una calle de dimensiones kilométricas, además de una bicicleta y demás complementos aleatorios del tipo gafas para el agua, casco por seguridad y zapatillas es lo que se necesita para hacer un triatlón. Podrías jugar al fútbol descalzo en una playa o hierba, en cambio practicar triatlón descalzo no es muy recomendable para pedalear o correr kilómetros seguidos.

Alrededor de la explanada puedes construir cuantas gradas quieras, puedes albergar desde 20.000 personas hasta 150.000 como ocurre en el estadio de Reungrado Primero de Mayo, en Corea del Norte, pasando por los más de 99.000 del Camp Nou o más de 85.000 en el Bernabeu. En cambio, las gradas más elevadas que he visto en triatlón tenían 6 filas en el campeonato de Europa de Pontevedra. Puedes cobrar entrada a 20.000 personas en fútbol pero en triatlón quizás no vendas ni una. Con suerte, un grupo de transeúntes se pararan a lo largo de un circuito a ver triatletas pasar. Algunos aplaudirán, otros se quejarán del tráfico cortado.

Puedes entrenar fútbol en un parque público gratis. Entrenar la natación gratis puedes, en el mar y en verano según en qué regiones.

Cada partido de fútbol tiene 15 minutos de descanso en los cuales es típico que esos mínimo 20.000 espectadores gasten dinero en perritos calientes, salchichas alemanas, hamburguesas, bocatas, palmeras de chocolate y bebidas. En un triatlón es difícil ver una carpa que venda comida y bebida a los espectadores, y dudo que los padres quieran comprar barritas energéticas y probar el último sabor de isotónico en el mercado.

Ver un partido de fútbol no requiere mayor cansancio que el subir dos o tres pisos de escaleras, pasar sentado una hora y media, y volver a bajar las escaleras, mientras que aquellos que acúden como espectadores a un triatlón acaban con fatiga e hinchazón en las piernas por pasar horas de pie realizando desplazamientos de un punto a otro del circuito bajo el sol, viento o lluvia, por no contar el posible madrugón que se hayan tenido que meter.

Rodeando al estadio de fútbol se pueden encontrar tiendas en las que adquirir camisetas de los jugadores, bufandas, banderillas, algunas hasta gratis para animar, precios asequibles desde 10 euros hasta 70 euros las camisetas más caras…rodeando la zona de boxes puedes adquirir calcetines de compresión por 80 euros, monos de competición por 150 euros, neoprenos por 500 euros…

En un estadio de fútbol, a los espectadores les quitan los tapones de las botellas para que no los tiren al campo… los triatletas tiran botellas de agua sin tapón practicamente llenas fuera del circuito.

En un estadio de fútbol tienes dos pantallas grandes con el marcador y repeticiones de las jugadas, en un triatlón tienes al entendido de al lado con un cronómetro diciéndote la diferencia del tiempo entre cabeza y el grupo perseguidor.

Los estadios están habilitados con zonas especiales para los medios de comunicación con fotógrafos a pie de campo, la televisión, la prensa en tribuna con enchufes de electricidad para conectar los portátiles…en un triatlón tienes a nuestro “Parrita” con la cámara de video en mano discutiendo con los organizadores para grabar la carrera, así como medios electrónicos cuya crónica a menudo está viciada por “favoritos” de ciertos grupos de poder.

Alrededor del campo hay carteles de publicidad estratégicamente colocados para que se les vea a través de la televisión…en el área de transición y zona de meta nosotros tenemos banderolas y vallas que pueden caerse si sopla el viento con fuerza, además de una retahíla de criterios que limitan la publicidad que un triatleta puede llevar en competición.

   ¿Y aún nos preguntamos por qué el fútbol mueve tanto dinero y el triatlón en España no es profesional?

Respecto al partido en sí, el Mallorca – Celta, fuí a verlo con un mallorquín y un gallego. Yo, como madrileña y no aficionada, al menos pude ver cómo el Mallorca marcaba un gol en el último minuto y el estadio se emocionaba, la mascota disfrazada de diablo estallaba de euforia, los jugadores se quitaban la camiseta -¡Por fin!- y hacían realidad aquello que tarareaban al inicio del partido “Sí se puede”.

Nuevos Proyectos

photo

En nada termina Enero: el primer mes del año, el mes más frío, el mes de los propósitos, el mes de año-nuevo-vida-nueva, el mes de “la cuesta”, el mes de las rebajas y el mes del “pico y pala”. Deportivamente hablando, en enero se configura el calendario competitivo. Aún faltan meses para las competiciones objetivo, pero es ahora cuando hay que ser trabajador y constante. Sin prisa pero sin pausa, las cosas bien hechas.

Recientemente he iniciado nuevos proyectos e incorporado cambios a mi vida. Un nuevo proyecto es el de ITRI (www.itri.es & @itrimagazine) que nace con la esperanza de convertirse en un referente de artículos relacionados con el triatlón. Se trata de una revista online en la que somos varios los autores que escribimos sobre entrenamiento, nutrición, coaching (psicología deportiva), fisioterapia, entrevistas y opinión sobre temas de actualidad. No pretendemos publicar noticias triatléticas rápidas de forma diaria sino artículos informativos de interés bien escritos, con una base teórica y una aplicación práctica que sirvan para que los lectores mejoren su rendimiento deportiva. Para nosotros el triatlón es un estilo de vida, “I Tri” dicen los ingleses para decir que “Yo Hago Tri”.

Otro cambio importante ha sido el de residencia, pues me he desplazado a Mallorca para entrenar con Iván Muñoz y un gran grupo de gente de calidad deportiva y humana. La isla ofrece mayor facilidad para entrenar y trabajar duro. Me gusta la incertidumbre de un sitio nuevo, el estímulo mental que supone la adaptación y la frescura de nuevas costumbres aún sin habituar. De momento toca trabajar duro.

Reclamación a los daños causados en mi bici por viajar en avión

Estimada compañía Air Europa; estimada Aena; estimado pasajero; estimadas federaciones deportivas y a quien más pudiera interesar,

Se realiza vuelo Vigo – Palma de Mallorca con escala en Madrid por la compañía Air Europa con una bicicleta de competición valorada en 4500 euros para cuyo transporte se pagaron 130 euros (entre ida y vuelta) como equipaje especial en una bolsa específica para su fin, declarado como equipaje frágil. Se recibe el equipaje dañado sin posibilidad de reparación en la horquilla de carbono y el sillín. Se presenta una reclamación ante la cual ni la compañía aérea, Air Europa, ni la compañía aeropuertaria, Aena, se hacen responsables.

A mi lado en la cola de reclamación, otro pasajero cuya maleta ha sido dañada en las ruedas y asas, incidencia la cual ninguna compañía se hace responsable tampoco.

Se observan las siguientes incongruencias: La compañía aérea sólo se hace responsable de los daños tipo roturas de material causados a la maleta pero no a los causados dentro de ella, sin embargo, a la hora de pagar, se paga lo que hay dentro de ella. En el caso de las bicicletas, se paga por ser una bicicleta, independientemente de que el peso de ésta sea de 7kg en cuyo caso no existe exceso de equipaje, de la misma forma que al transportar animales se paga el animal y sin embargo la compañía aérea sólo se haría responsable de los daños causados al transportín.

Se denuncia por lo tanto, la mala ejecución y la ausencia de responsabilidad de un servicio de transporte especial etiquetado como frágil comprado por el cliente.

Se denuncia también el mal uso del idioma en las bases de la compañía aérea a fin de provocar vacíos legales, puesto que sustantivos como “equipaje” son empleados según el interés de la compañía para nombrar “contenido” o “recipiente”.

Se denuncia también el maltrato provocado por los operadores de Aena al equipaje, lo que supone una mala ejecución de la labor para la cuál han sido contratados. Una estructura de carbono laminado como la que ha sido fracturada, tan sólo puede ser acción de un fuerte impacto del equipaje contra el suelo desde varios metros de altura.

La bicicleta en cuestión es de competición, de carbono con componentes de alta gama perteneciente a una atleta internacional miembro de la selección nacional de la Federación Española de Triatlón. El daño causado afecta por lo tanto al material de trabajo de una atleta que prepara el Campeonato del Mundo de Triatlón en Estocolmo el próximo 25 de agosto y se desconoce si la bicicleta podrá ser reparada a tiempo. La bicicleta a su vez es propiedad de la empresa que patrocina a dicha atleta, por lo tanto, los daños causados en ésta suponen pérdidas económicas para la empresa italiana Globulonero,  además de pérdidas económicas por parte de la atleta y de cara a su preparación para dicho campeonato del mundo.

Se sugiere, a modo de solución, la existencia de un convenio o seguro entre las compañías aéreas, las federaciones y/o deportistas federados que viajan con su bicicleta para competir, la cual es su herramienta de trabajo, para asegurar su integridad en su transporte y que responda a los daños causados en ésta.

Gracias por su atención y comprensión.

Atentamente,

Marta Jiménez Jiménez

PD: Aprovecho para agradecer a Bicicletas Bimont, en especial a Miguel Fernandez Miniño, por prestarme una bicicleta para poder entrenar en Mallorca. Tuve la suerte de poder probar un cambio electrónico Shimano Ultegra, una autentica gozada.
Miguel competirá este año en el campeonato del mundo ironman en Hawaii. Puedes conocer más acerca de él y ayudarle en su proyecto en este enlance. Yo ya tengo mi camiseta!

Triunfo en el Crono-Acuatlón A6

Arrancan en la pretemporada los primeros toques de calidad con el Crono-Acuatlón que organizó el club A6-Físico de Majadahonda el pasado domingo 27 de diciembre; proponiendo un formato de acuatlón invernal en el que se nadan primero 400m libres por mangas cómo si de una competición de natación se tratase, y minutos más tarde, sin transición, se corrían 3km de carrera a pie saliendo por orden de tiempos en la natación. Físicamente un buen calentón para el cuerpo pero mentalmente una buena golosina.

El crono-acuatlón estuvo bien organizado y contó con el apoyo de los jueces de la federación madrileña. Estoy contenta con mis tiempos a pesar de que yo sabía que podia haber ido más rápido en ambas disciplinas si hubiera ido descansada. No obstante, era un entrenamiento dentro de una semana de carga de volumen en la carrera a pie, con subidas, con escaleras, con pesas, con esquí de fondo en Navafría y con series específicas de fuerza en la natación además de las correspondientes cenas y comidas de Nochebuena y Navidad, el vinito que poco favorece la recuperación, los tacones que cargan las piernas y unas 130 cookies que hice personalmente para regalar a mis familiares. Con todo y con eso, 5´09´´en los 400m libres y 11´53´´ en los 3km que se corresponden con los entrenamientos realizados hasta ahora pero que podrían ser mejores con mi actual estado de forma. Victoria final y sentimiento de haber estado en familia tanto por los compañeros actuales de entrenamiento como por los pasados.

A la mañana siguiente 40×100/1´30´´a ritmo de 1´20´´ de media que nos pusieron de inocentada en el C.N. Alcobendas y por la tarde, vuelo a Mallorca para visitar una semanita a la familia de Nacho.

Hay varios sitios de vacaciones en los que tengo alguna ruta de carrera a pie que siempre hago todos los días cuando estoy de visita. En Logroño es correr entre viñedos temprano por la mañana y en Mallorca es recorrer varias urbanizaciones en la zona de Cala Blava bastante tranquilas echando un vistazo al mar entre acantilado y acantilado. Ayer a medio día estuve corriendo en manga corta con una agradable temperatura y una humedad que si no corría el aire rompías a sudar. Espero que siga siendo así para dar un poco de tregua al cuerpo con el frío que hemos estado pasando en Madrid. Mañana correré la San Silvestre de Inca para despedir este buen año y comenzar con buen pie el próximo.