Archivo de la etiqueta: felicidad

Sé vulnerable

La vida puede ser muy emocionante. De hecho; debe. Sino; habrás pasado por ella sin llegar a entenderla.

Tengo veintinueve años de Marta. Veintinueve años de experiencias, de kilómetros recorridos, de gente conocida, de comidas ingeridas y de horas soñadas. Veintinueve años de risas y de lágrimas, de dudas y de lucidez mental. Veintinueve años con este cuerpo, esta cara y atrapada en esta mente que a veces me ha hecho tener la cabeza dentro del culo -con perdón de la expresión- pero también me ha sorprendido con grandes pensamientos y acciones.

La habilidad de sorprenderse a uno mismo. No a otras personas, sino a uno mismo. Esos momentos en los que uno consigue abstraerse del propio autoconocimiento y propiocepción para dejar que todo fluya de manera natural, según sale, y sorprenderte con el resultado. Hay dos escenarios en mi vida en las que he experimentado esa grandiosa sensación de la autosorpresa -llamémosle la “selfie-surprise“- uno, en competición deportiva cuando llegas con una buena preparación, entonces entras en “la zona” de concentración mental en la que la mente se abstrae de todo pensamiento que no sea el que estás haciendo en ese preciso momento y la lectura de los próximos instantes en la competición hasta la meta, para experimentar como tu cuerpo responde, sorprendiéndote con su rendimiento, porque, en realidad, en el entrenamiento, no has dejado lugar para sorpresas.

El segundo escenario ocurre cuando llevo cinco cervezas…..es broma. Me bastan tres.

El segundo escenario ocurre cuando sales de la zona de confort para entrar en zona mágica. Es necesaria también la abstracción de la propia consciencia de uno mismo, para vivir en ese preciso instante, saborear cada segundo, olvidarse de la apariencia del propio ser fente a los demás para ser completamente vulnerable a todo lo que pueda venir en esos momentos mágicos, tanto para bien como para mal.

Ser vulnerable no es una debilidad, sino una fortaleza. Uno puede basar su vida en el autocontrol y la protección de la vulnerabilidad, creyendo que eso le hará más fuerte cuando en realidad, hace más cobarde.

Sí, cuando uno es vulnerable se expone a decepciones, a la vergüenza, al miedo y a la duda de la propia valía de uno como persona, pero también se expone a la alegría, a las respuestas positivamente inesperadas de otros, al crecimiento personal y a la sensación de conectar con uno mismo y aquello que le rodea, sea el amor, la amistad o la naturaleza.

Ser vulnerable también significa serlo con uno mismo. Aceptarse a uno mismo, con sus “cagadas” y sus éxitos. Es también saber, que nada en esta vida es eterno. Que el blanco es un color y el negro es la suma de todos. Que los colores no son más que meras refracciones de rayos de luz y que el verdadero arcoiris es el abanico de emociones con el que vivimos cada día. Saber que lo único certero, es la muerte, y que hasta entonces, merece la pena dar muchas vueltas. Cuando uno llegue a anciano, la vitrina de las medallas será algo a lo que quitarle el polvo y que serán sólo los recuerdos, aquello que haya valido la pena.

Sé vulnerable. Sé intenso. Sé crudo.

Epiphany

Something´s got to change. Right here; right now.

There´s no use wasting time.

You are not happy? Then you do whatever it takes you to be so.

The only person you´ll ever really miss, is yourself. Don´t waste your life with frustration and despair. Don´t hide in self-pity nor behave with shyness. Don´t search common sense with society, but with in yourself.

We live alone, die alone. You might as well like the person you are.

Make peace with yourself every once in a while after you get angry with your own mistakes. It´s how life works.

Live fiercely, live plenty, live fully.

De vuelta en Mallorca entrenando

969958_10200834832129915_472957977_n
Con el grupo M3T Mallorcatraining en Bunyola

“Y tú, ¿Cuándo tienes vacaciones? ¿A dónde te vas?” quizás sea probablemente la frase #TrendTopic de este mes. Yo afortunadamente espero pasar mi verano en Mallorca entrenando. Eso es. Mi plan preferido. Sudar al sol haciendo series. Los bidones para la bici en el congelador. Las subidas a los Colls mallorquines con la chicharras dando su particular concierto. Todo el sabor del agua fresca tras tres horas de bici. El vasito de gazpacho frío al llegar a casa con las calas aún puestas. El hambre de melón y solamente melón. El moreno negro del agua de piscina descubierta y el doradito del mar. Una hora, dos horas o las que quieras en la piscina descubierta. Escaparse a la playa al final de un día de entrenamientos. Nadar en el mar. Revistita y una clara de limón en el chiringuito de playa. Las siestas en una tarde de 35 grados que te levantas con un dolor de cabeza que no se quita hasta que empiezas a calentar en la última sesión del día. Empezar trotando con calor y acabar la sesión de carrera a las nueve de la noche cuando empieza a refrescar. Gotas de sudor hasta en los gemelos. Cenar en una terracita de verano con la brisita del Mediterráneo tras un día cumplido.

Llamádme rara pero yo disfruto así de mis veranos. Y competir. Cerrar el fin de semana poniendo el cuerpo al límite del agotamiento físico. Cruzar una línea de meta con la respiración agitada, el pulso alto y las piernas cansadas pero fuertes. La piel tatuada con un número transpirando gotas de sudor.

la foto
Medias Medilast Sport, Bicicleta Orbea de Bimont, Zapatillas 15RC y ropa de Spiuk

Por fin. El Verano. Ya llegó.

Feliz 2013

546270_10150935584338433_1578475679_n

El año 2012 ha supuesto para mi, un año de adquirir mayor consciencia de mi misma. He experimentado dónde quiero estar y dónde no quiero estar. Quizás el año de experimentar en mi propia piel, tras el parón en mi carrera deportiva entre el 2006 y 2009, que si quieres, puedes; que si trabajas duro, puedes conseguirlo.

Pero también, que sin trabajo no llega nada. De que el tiempo pasa contigo o sin tí, y si tu no estás ahí, vendrán otros que ocuparán tu espacio.

En esta vida, la persona a la que más echarás de menos, será a ti misma.

Los pequeños gestos pueden viajar muy lejos.

En la vida, las mayores decepciones llegarán de la gente más allegada a ti. Es lógico, cuánto más confías en ellos más esperas de ellos.

La vida es bella, pero no de la forma más obvia.

No esperes a que sea demasiado tarde para hacer un regalo a alguien.

No tengas miedo de hacer el ridículo, pues es la gente que tiene menos vergüenza a la que le pagan los mejores salarios.

El deporte de élite no es bueno para la salud; al igual que tampoco lo es el tabaco, el alcohol, los productos químicos, las grasas saturadas, los alimentos hormonados, cualquier alimento de producción industrial o trabajar sentado 8 horas diarias. Prefiero llegar a vieja con un cuerpo gastado por correr todo lo rápido que pude, por haber llevado al límite la propia naturaleza biológica de mi genética, que un cuerpo con los achaques de lo que aparentemente es normal en la sociedad.

Que tengáis un buen año 2013 lleno de fuerza, energía y alegría.

Victoria en Fuente Álamo

Después del viaje de Ishigaki, pude descansar dos días en casa en los cuales el mayor esfuerzo que hice fue pasear a mi perra, el resto del tiempo lo pasé comiendo y durmiendo porque a mayores del jetlag, cogí frío con tanto aire acondicionado de avión y estaba algo pachucha. El viernes partí con el coche rumbo hacia el Puerto de Mazarrón y por la tarde traté de activarme un poco haciendo 1 horita de bici. El sábado quise aprovechar para entrenar y empecé el día con un rodaje a pie y una natación en el mar. Después ir a Fuente Álamo a por los dorsales, preparar la T2, comer un bocata de tortilla de patata que se me antojó aunque luego me acordé de él en el triatlón…y en poco tiempo estábamos en línea de salida….

Y aprovecharé para hacer un guiño hacia el triatlón femenino. Es muy difícil lograr que más de cien mujeres se inscriban en un triatlón. Somos el sexo débil para unas cosas pero el fuerte para otras, así que tenerlas a todas ellas dispuestas a iniciar el triatlón en las condiciones climáticas de aquel momento, se puede decir que propias de una bandera roja en la playa, es buena señal de crecimiento que hay que apoyar. Mis ánimos para aquellas que no pudieron terminar el segmento de natación, espero que puedan disfrutar mucho en el siguiente que hagan.

Inicié los 10km ascensión con otras compañeras que se fueron quedando hasta alcanzar a Melina, que había salido antes del mar embravecido. Nos entendimos bien y decidimos seguir juntas a relevos hasta llegar a Fuente Álamo. La tormenta primaveral había dejado charcos en el asfalto y descolocado las cajas de boxes en la T2. Mis zapatillas Zoot habían volado fuera de la caja así que tardé un poco en encontrarlas. Empezamos a correr y atención al momento videos de primera cuando llego a una curva y me resbalo pisando en una línea blanca con charco en un giro cayendo al suelo y dejándome las dos rodillas. Escuché un “Uyyy” cuando me caí yo, y después otro “Uyyy” y pensé “Ah también se ha caído Melina”…jeje

Pude disfrutar de la victoria tranquilamente y quise aprovechar para saludar a la gente, ir tranquila por la recta de meta. No existen muchas metas como ésta; ha cambiado poco desde que la conozco. Yo era una niña de trece años que iba a hacer de sus primeros triatlones con sus amigas y compañeras de equipo Tamara y Marina y a salir de fiesta después con los mayores. Un año más tarde seguía siendo esa niña que viajaba en la furgo del equipo T3, dormía en el saco de dormir en el pabellón, comía la pasta de la organización, y recuerda una fiesta con un Benito subido al escenario cantando con un cono, los del Ondarreta disfrazados como siempre, y Felipe recogiéndonos a las 8 con la furgo para volver a Madrid de empalme. La meta cambió de calle hace unos años, pero sigue su larga moqueta roja, sus flores a ambos lados, la grada con la gente animando y el gran avituallamiento con fruta. Hace cuatro años, éste fue el primer triatlón que escogí para volver a entrenar. El retorno ha sido muy lento, muy discontínuo, pero el pasado sábado, esa meta me vió entrar primera. Y si Ginés quiere, nos volveremos a ver. Mis más sinceras gracias a Ginés por lograr hacer realidad este triatlón durante ya 23 ediciones, que en los tiempos económicos que vivimos, lograr semejante despliegue requiere mucho amor por nuestro deporte, por algo lo llaman el triatlón de los triatletas.

Bienvenidos

Bienvenidos a mi recién estrenado blog desde el cual podréis encontrar información acerca de mi carrera deportiva, próximas competiciones, resultados, imágenes y muchas cosas más.

Quisiera dedicarle este blog a la persona que ha hecho posible mi vuelta al triatlón tras dos años de ausencia en búsqueda de la felicidad, a la persona que cada día me hace más fuerte para que pueda conseguir mis objetivos, a mi pareja, mi latente entrenador y mi psicólogo deportivo. Clear Eyes, Full Hearts, Can´t Loose. Cariño, este blog es para tí, porque mis resultados son tan tuyos cómo míos.

Espero que disfruteis de vuestros entrenamientos y que tengais una feliz temporada 2010.