Archivo de la etiqueta: entrenamiento

De vuelta en Mallorca entrenando

969958_10200834832129915_472957977_n
Con el grupo M3T Mallorcatraining en Bunyola

“Y tú, ¿Cuándo tienes vacaciones? ¿A dónde te vas?” quizás sea probablemente la frase #TrendTopic de este mes. Yo afortunadamente espero pasar mi verano en Mallorca entrenando. Eso es. Mi plan preferido. Sudar al sol haciendo series. Los bidones para la bici en el congelador. Las subidas a los Colls mallorquines con la chicharras dando su particular concierto. Todo el sabor del agua fresca tras tres horas de bici. El vasito de gazpacho frío al llegar a casa con las calas aún puestas. El hambre de melón y solamente melón. El moreno negro del agua de piscina descubierta y el doradito del mar. Una hora, dos horas o las que quieras en la piscina descubierta. Escaparse a la playa al final de un día de entrenamientos. Nadar en el mar. Revistita y una clara de limón en el chiringuito de playa. Las siestas en una tarde de 35 grados que te levantas con un dolor de cabeza que no se quita hasta que empiezas a calentar en la última sesión del día. Empezar trotando con calor y acabar la sesión de carrera a las nueve de la noche cuando empieza a refrescar. Gotas de sudor hasta en los gemelos. Cenar en una terracita de verano con la brisita del Mediterráneo tras un día cumplido.

Llamádme rara pero yo disfruto así de mis veranos. Y competir. Cerrar el fin de semana poniendo el cuerpo al límite del agotamiento físico. Cruzar una línea de meta con la respiración agitada, el pulso alto y las piernas cansadas pero fuertes. La piel tatuada con un número transpirando gotas de sudor.

la foto
Medias Medilast Sport, Bicicleta Orbea de Bimont, Zapatillas 15RC y ropa de Spiuk

Por fin. El Verano. Ya llegó.

Nuevos Proyectos

photo

En nada termina Enero: el primer mes del año, el mes más frío, el mes de los propósitos, el mes de año-nuevo-vida-nueva, el mes de “la cuesta”, el mes de las rebajas y el mes del “pico y pala”. Deportivamente hablando, en enero se configura el calendario competitivo. Aún faltan meses para las competiciones objetivo, pero es ahora cuando hay que ser trabajador y constante. Sin prisa pero sin pausa, las cosas bien hechas.

Recientemente he iniciado nuevos proyectos e incorporado cambios a mi vida. Un nuevo proyecto es el de ITRI (www.itri.es & @itrimagazine) que nace con la esperanza de convertirse en un referente de artículos relacionados con el triatlón. Se trata de una revista online en la que somos varios los autores que escribimos sobre entrenamiento, nutrición, coaching (psicología deportiva), fisioterapia, entrevistas y opinión sobre temas de actualidad. No pretendemos publicar noticias triatléticas rápidas de forma diaria sino artículos informativos de interés bien escritos, con una base teórica y una aplicación práctica que sirvan para que los lectores mejoren su rendimiento deportiva. Para nosotros el triatlón es un estilo de vida, “I Tri” dicen los ingleses para decir que “Yo Hago Tri”.

Otro cambio importante ha sido el de residencia, pues me he desplazado a Mallorca para entrenar con Iván Muñoz y un gran grupo de gente de calidad deportiva y humana. La isla ofrece mayor facilidad para entrenar y trabajar duro. Me gusta la incertidumbre de un sitio nuevo, el estímulo mental que supone la adaptación y la frescura de nuevas costumbres aún sin habituar. De momento toca trabajar duro.

1era Duatlón de Santiago

El duatlón y yo tenemos esa extraña relación en la que no nos llevamos muy bien, a él le gustan las salidas rápidas, empezar corriendo fuerte, y a mi me gusta correr fuerte, sí, pero después de pedalear. El duatlón es para mi aquella cosa que dices no voy a hacer más en la temporada y al final terminas cayendo…además porque aprovecha muy bien su característica de entrenamiento-competición, o competición que usas a modo de entrenamiento, para encatusarte. Es como esa amiga con la que mantienes una relación superficial y sólo quedáis para salir de fiesta, y cuando lo pasáis bien al día siguiente estás etiqueteando fotos en Facebook pero cuando no, no vuelves a escribirla hasta que Facebook te recuerda que es su cumpleaños.

Y así fuí, en un día lluvioso y ventoso, tras una semana enferma sin entrenar debido a una descomposición que varios componentes de la selección gallega nos trajimos de regalo de Marruecos el fin de semana anterior, al duatlón de Santiago, aprovechando que hacían una fiesta al lado de casa, a entrenar un poco.

Las sensaciones fueron muy malas, retomando sensaciones a medida que avanzaban los kilómetros, con un circuito entretenido por las subiditas en curva corriendo y por las tres subidas al Monte del Gozo en bici. No tuve mucho problema para irme en solitario pero agradecí el correr en un ambiente familiar rodeada de gente conocida y compañeros de entreno a los que aprecio. De echo, menos mal que Paco y Toño me ayudaron a apretar los piñones sueltos del par de ruedas que acababa de comprar el día anterior para competir.

De concentración en Torrevieja

Hace ya casi dos semanas que llegué a Torrevieja para estar entrenando exclusivamente durante un mes y aprendiendo de la élite internacional. Torrevieja ofrece un buen clima para entrenar, especialmente la bici pues hemos tenido algún día de salir de corto, carreteras llanas para meter kilómetros en esta época del año con algún que otro puerto para las salidas largas, caminos por tierra blanda alrededor de las salinas y una piscina de 50m al lado de casa.

Pocas veces en mi vida he metido yo 6 horas de entrenamiento diarias, y de eso hace ya unos años….igual que las salidas superiores a 90kms…la verdad que ya no asimilo tan rápido como cuando tenía 17 años…hay días en los que te sientes a tope y otros en los que parece imposible mejorar, pero como bien dice la primera regla del entrenamiento, con entrenamiento se mejora….así que paciencia y constancia que con el buen trabajo todo llega.

Aquí básicamente se trata de entrenar todo lo que el cuerpo aguante, comer todo lo que quepa en el estómago y dormir con el resto de las horas…

Este fin de semana subo a Madrid para nadar un 800m libres de la Liga de Madrid con mi club de natación de Alcobendas y ver a la persona que más echo de menos en el mundo, y el 7 de febrero, para finalizar la concentración, espero competir en el clasificatorio de duatlón de Águilas, muy lejos todavía de estar en buena forma pero hay que pasar por ello.