Archivo de la etiqueta: corona de laurel

Bronce Cto. España Élite Distancia Olímpica

DSC_0160

En diez años he hecho muchas cosas. Hace diez años fuí bronce en un Campeonato de España de triatlón élite distancia olímpica con diecisiete años. En estos años he conseguido más medallas, pero también graduarme en ciencias de la comunicación por la universidad de Nueva York, iniciar otras dos carreras en Biología y Psicología, hacer un curso de fotografía, trabajar en una agencia de medios, trabajar como profesora particular, viajar de mochilera, viajar de hotelazo, salir de bares, salir de discotecas, conocer a gente, no parar quieta, hacer la fotosíntesis en el sofá, engordar, adelgazar, aprender a cocinar, aprender mucho, equivocarme más, caerme, levantarme y perderme en la divagación de mis propias emociones. La vida es eso, experimentar, sentir, saborear y, si algo te gusta, repetir.

Ayer repetí.

Nadé a gusto, más a corde con mis entrenamientos, en el grupo de cabeza con Carolina más alante en solitario. Después volví a fallar en mi punto débil, que curiosamente es el fácil para las demás, pero a mi me cuesta, que es no perder el grupo en la transición. Así pues, al subir en la bici, fallé con los pedales perdiendo valiosos segundos y rodando en tierra de nadie con Sara Pérez, hasta que una valiente Ana López sacó a relucir su experiencia como ciclista animando la higuera hasta enganchar -de nuevo- con cabeza de carrera.

DSC_0031

Después de ahí, aquello fue un rodaje por las calles de Los Alcázares con varios intentos de escapadas y palos. Lo cual no es ni bueno ni malo, simplemente una situación de carrera que puede darse cuando existe el drafting, igual que ocurre en ciclismo.

Y nos bajamos a correr. Quizás el deporte menos táctico de los tres en el triatlón, aquí es tu capacidad de sufrimiento y lo bien que lleves las piernas de entrenadas. Aquí no hay golpes ni lucha por la estela de los pies en el agua, no hay un vehículo que mover con su correspondiente habilidad ni hay tácticas ciclistas. En el peor de los casos llegas al sprint con alguien tras un tira y afloja de ritmos, pero, eso es algo que ocurre pocas veces. Aquí no suele haber misterio: tanto corres entrenando, tanto corres compitiendo.

En mi caso, acusé el parón de la semana penúltima al campeonato por experimentar un gran bajón físico tras probar a ser vegetariana este mes de agosto, algo que pudo verse en el Grand Prix de Sartrouville. Esta semana traté de recuperarme y, si bien estoy contenta con mi resultado, en la carrera sentí las piernas pesadas y faltas de fuerza. Las que me ganaron, Ainoa, Ricarda (alemana) y Carolina, son competidoras a las que respeto deportivamente, pues ellas tienen más experiencia que yo en la élite internacional y están muy curtidas en todos los pequeños detalles que suman por lo que, cuando compites contra ellas, no puedes permitirte el lujo de despistarte.

Ha sido un año muy complicado por haber pasado desde diciembre hasta junio con una lesión en el hombro que llegó un momento que me molestaba para realizar cualquier movimiento, y estoy segura de que tanto mi entrenador, Iván Muñoz, como yo, habíamos ideado un estado de forma distinto para este campeonato, pero me alegro de que hayamos podido acumular un verano de buenos entrenamientos y ver que la mejora es posible.

la foto-3

Quisiera agradecer el apoyo de aquellos que me han ayudado y animado pese a haber estado lesionada medio año: Iván, porque es un auténtico sensei; los compañeros de Mallorcatraining, porque aún entrenando bajo la lluvia en la pista de atletismo seguirán bromeando; a Evasión Running Mallorca,  por ayudarme a correr con las mejores zapatillas del mundo, Adidas (Gracias Carlos García) ; a Ciclos Bimont, por conseguirme una Orbea y por los entrenos de calidad de los martes; a Spiuk, porque en material de ciclismo son una pasada y se superan cada año; a Medilast Sport, por enseñar a mis piernas una nueva dimensión en cuanto a recuperación; a Jon de Bicimetrics, por el bike fit que me liberó la presión en el hombro y espalda; a mi familia, por decirme las cosas que no quiero escuchar pero que son necesarias oír; a mi novio y amigos, porque dirán lo que sea por hacerme sonreír; a Felipe Gutierrez, porque lleva desde que tengo doce años dándome pequeñas lecciones importantes y a Poca y Marta, por preocuparse de que no nos falte de nada en el Wild Wolf Cidade de Lugo Fluvial, que ganamos por equipos.

Si Zeus levantase la cabeza y viera los JJOO

Ay Zeus si despertases de tu tumba celestial y vieras lo que han hecho con tus juegos. Olympia, ¿recuerdas aquella isla? Ahora sólo sirve para darle un nombre simbólico, romántico. Aquel rollo de parar las guerras durante esta celebración cuatrianual…olvídate. La recta de arena aquella bajo el calor infernal del solsticio de verano, con tan sólo un olivo al lado que diera sombra…hoy en día ni sacrificando a ochenta carneros en el templo de Hera te darían buen asiento en el estadio olímpico. Porque lo que es acordarse de tí, Zeus, no se acuerdan. ¿Y las mujeres? Uy si las vieras…correteando por ahí en bikini…¿te acuerdas cuando se condenaba con la pena de muerte la presencia de mujeres? Antes solían correr los militares sí, además desnuditos…hoy en día los militares sólo corren cuando opositan…ahora para correr tienes que ser profesional del deporte, porque ya no  basta con ganar la corona de laurel y tu nombre tallado en una piedra; no, de eso ya sólo lo hay en Hollywood Boulevard.

Los Juegos de ahora, querido Zeus, para que te enteres, pertenecen al mundo de la televisión, y el negocio de la tele no es otro que el de la publicidad. En los Juegos no se juegan medallas, sino espacio publicitario. Una cadena de televisión justifica que durante la final del relevo 4×100 libres en natación masculino, la audiencia en su cadena era de X personas, por lo tanto toda esa gente se va a tragar también el anuncio de P&G, lo que significa que esos segundos publicitarios se venden a Y €. Lo que a su vez significa que X personas van a ver a Phelps y otras X´ (si, es una x prima) van a buscar a Phelps en Google. Por lo tanto, Phelps puede decir que X+X´ personas le ven y que los centímetros de espacio publicitario en su pecho valen Z $. Finalmente resulta que Londres dice que sus instalaciones las van a ver X+X´+n² (siendo n cualquier espacio tras la imagen de cualquier deportista mediático a nivel mundial), por lo tanto, los metros de las instalaciones deportivas valen W £.

Y esto ¿qué significa, querido Zeus? Significa que hay una especie de mayonesa mezclada con ali oli cortada por el calor del solsticio de verano entre el profesionalismo, el elitismo, la exclusividad y el romanticismo.

Decían que era para deportistas amateurs, pero ahí hay más profesionales, algunos dopados sin pasar controles…decían también que estaban los mejores, pero en realidad los mejores sólo están en el campeonato del mundo, aquí hay mucho galgo viéndolo desde su casa mientras corren otros por ser de nueva bandera, o por ser gregarios. Hay muchos deportes profesionales que están ahí para conseguir audiencia, como es el caso del fútbol, del basket o del tenis, y, que una federación internacional, como es la de triatlón, quiera cambiar su deporte sólo para salir en televisión durante 1 hora cada 4 años en los JJOO me parece muy triste Zeus. Eso solamente me dice que los JJOO son para la audiencia y no para los deportistas. Empezaron con las 8 vueltas en ciclismo y ahora acortando la distancia a la mitad. En fin Zeus, es lo que tiene un deporte relativamente joven y sin tradición. Dile tú a un maratoniano que a partir de ahora va a correr un 10mil que es mejor para la audiencia y sino deja de ser olímpico.

Si los JJOO no fueran negocio, no habría países gastándose millones de $ en su candidatura, sino que ahí seguiríamos corriendo en la recta de arena insólita bajo el sol infernal de la islita de Olympia. La ceremonia de inauguración preciosa, sorprendente hasta graciosa, pero vamos a ver, ¿qué me estás vendiendo? ¿la llegada de los deportistas de todo el mundo o la vida y milagros de United Kingdom? Que yo no sé qué hubiera sido peor, si que nos hubiese vestido Bosco o Ágatha Ruiz de la Prada…