Archivo de la etiqueta: C.E.

Subcampeona de España Élite distancia Sprint

1040130_10200520238507455_2011239285_o

¡Al fin un caramelito dulce en esta temporada! No es gran resultado pero sí me sentí algo así como cuando eres pequeño que haces algo y te dan un pin…y nunca mejor dicho, porque a partir de ahora darán pines conmemorativos de la Fetri en los campeonatos de España. Me parece bien que estén motivados para hacer cosas pero todos sabemos que ese pin que dice “Triatlón Élite 2013″ con su estuchito de plástico azul va a terminar en la basura. Quizás podrían invertir ese presupuesto en premios en metálico en vez de tanto pin. Las chapas con mensaje para poner en el bolso bandolera color caqui, por ejemplo, podrían resultar más graciosas, el problema es que ya pasaron de moda hace un par de años.

Mi natación fue muy floja saliendo a 1´30” de la primera, Sara Pérez. No pasa nada, estoy saliendo de la lesión más importante de mi vida, Entréname despacio que tengo prisa. Según avanzaban los 750 metros de natación me iba acordando de cómo se nada deprisa, recolocando la posición del cuerpo, la longitud de brazada, el agarre con las olas…quizás utilicé las piernas más de lo normal porque en la bicicleta no me encontré ágil subiendo. Pude remontar unas posiciones en el segmento de bicicleta para bajarnos a la segunda transición con 1´30″ perdido con respecto de Melina y Sara.

600798_648258868522114_1081571480_n

Corriendo a pie pude remontar hasta la segunda plaza cogiendo a Sara y recortando a Melina 50″, haciendo el mejor parcial a pie en 17’40”.

968773_648850615129606_1901215984_n

Aquí podéis ver el resumen que salió ayer en Teledeporte.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/triatlon/triatlon-campeonato-espana-sprint-altafulla/1901527/

Anuncios

Entrenamiento, Actitud y Gérmenes

photo-13

Que no llevo los últimos mejores meses de mi vida es un hecho; series de acontecimientos desafortunados, algunos por culpa mía, otros fortuitos, hacen que me plantee el por qué de esta situación. ¿Acaso mi mentalidad negativa está atrayendo todo esto? ¿Cómo puedo cambiar mi actitud y forma de ver las cosas para que mi vida mejore? Con todo y con eso uno nunca pierde la esperanza y sigue intentándolo. No hay mejor cosa que sentir un mínimo de continuidad en los entrenamientos para generar un mínimo de autoconfianza. Llevaba un mes nadando después de haber pasado dos sin nadar tratando la tendinitis del supraespinoso, la bursitis y el edema óseo. Aún sigo con molestias, algo que me mosquea de forma imperativa y no me permite entrenar la fuerza al estilo militar que hacen mis compañeros de equipo. ¿Durezas en las manos? Sí, las envidio cuando no soy capaz de hacer una sola dominada.

photo-14

Allá fuimos a la “Taça” de Europa de Quarteira  sin embargo el cuerpo aún está muy verde y, si se le añade un constipado el día de la carrera con congestión nasal y tos, mi actitud competitiva no era tan ferviente como debiera- Salida floja, primera vuelta nadando en el grupo, pierdo el grupo al correr por la arena de playa, retomo en grupo en la segunda vuelta nadando y lo vuelvo a perder en la transición faltándome fuerzas para engancharme bien en bici al grupo. Formamos un grupito unas descolgadas de las cuales sólo tirábamos tres, llevando a rueda a otras cuatro cobardes que no asomaron la cara. No entiendo muy bien la filosofía de reservarse para la carrera a pie para los puestos alrededor de la 15ª posición cuando el grupo de cabeza ha metido minutos. Segunda transición sin actitud, suspenso por mi parte, y una carrera a pie en la que no me encontré bien, con esa sensación de cuerpo recalentado y no por la temperatura exterior. Puesto final, 17ª. Catarro de 1ª categoría y el hombro resentido.

Copa Continental de Larache (7º)

¿Alguien se acuerda cuando el primer triatlón de la temporada era Fuente Álamo? Aquel primer fin de semana de mayo, en la playa, con el neopreno puesto, en cámara de llamadas mirando el fuerte oleaje y con el monotema por conversación de “Ya sabes, primer tri, sin presión a ver que sale”

Y ahora cuando llegas a Fuente Álamo parece que está todo el pescado vendido. Primer fin de semana de abril y llevo ya un campeonato de España de triatlón y dos copas continentales. Qué tiempos aquellos cuando el triatlón era un deporte de verano…hoy en día es un deporte de romería, está ahí ahí entre la semana santa, la feria de abril y el Rocío. Pero con menos amigos.

Rumbo a las costas de África, como decía un tío mío, fuimos la selección gallega.

El triatlón era sobre la distancia sprint, y se nadaba en zig zag atravesando de una playa a otra. Bonito. Dejemos tanto triángulo para los matemáticos y nosotros a las corrientes. Mejor nadado esta vez, si bien me faltó fuerza en los brazos para aguantar en cabeza hasta el final, debí de salir 6º del agua con unos segundos perdidos. Neopreno nuevo Zoot Prophet recientemente recibido que estrené en esa misma natación. Me siguió faltando fuerza explosiva para quitármelo como es debido, perdiendo valiosos puestos en la T1 que luego tuve que remontar. Primera vuelta de bici que valió de reconocimiento del terreno con chicas que me cogieron por detrás. Bien, me noto fácil en la subida. Tercera vuelta de cuatro y media que había que dar y me enfada pensar que las de delante, que no son más fuertes que yo, van metiéndonos segundos porque en mi grupo no quiere tirar nadie y vamos de paseo. Me enciendo y para mi sorpresa el cuerpo responde. Intento escaparme pero para eso sí que tiran las demás…se puede decir que doy caza a las de delante en estrecha colaboración con alguna compañera. Lástima que no hubiese más kilómetros para haber alcanzado a dos que me quedaban…la próxima vez arrancaré antes. Me bajé a la T2 de las primeras del grupo y salí la última con gran diferencia, en la posición 19º. Las mismas zapatillas de Quarteira, cuyas gomas había aflojado y lengueta cosido, seguían rebeldes. El cabreo y la rabia que tengo hacía mí misma desde entonces sigue presente. No se puede poner de excusa al material por ir regalando carreras y perdiendo oportunidades. Remonté hasta la 7º plaza corriendo. Bien porque voy recuperando mis piernas de antes de dejar el triatlón, mal por mis errores de ejecución.

Por lo demás, un triatlón totalmente recomendable por la buena organización, a excepción de la hora y pico de retraso en las salidas, comida abundante y gratis para los triatletas además de la oportunidad de hacer turismo en la zona. La única pega, una descomposición estomacal y la paliza del viaje nos ha dejado fuera de juego estos días a unos cuantos.

Copa de Europa de Quarteira (19º)

Menudo cubo de agua fría en la cara para iniciar la temporada (a excepción de Valencia).

Conclusiones de esta competición:

– Mi estado de forma es mejor que el del año pasado

– Entrenaré el correr por arena de playa

– Es normal estar nerviosa antes de una competición y tener miedo, es una respuesta biológica natural ante 2 horas de esfuerzo con repercusión emocional tanto positiva como negativa, pero una no puede dejar que el miedo y los nervios le paralicen. Hay que afrontar las salidas de un triatlón con la misma decisión que se afrontan las series de los 100s a 1´08¨ en la piscina.

– Poner neopreno, quitar neopreno, poner neopreno, quitar neopreno, poner neopreno, quitar neopreno…¿quién no ha visto Karate Kid?

– Idem para subir a la bici.

– Si aprietas las gomas de las zapatillas demasiado, es posible que el pie no entre.

– El triatlón nunca termina hasta que se pasa por meta. Acuérdate de Kate Allen en los JJOO de Atenas, acuérdate de las que fueron contigo en bici y se metieron en el top10.