Archivo de la etiqueta: branding

Ganar Dinero en Internet

Michael Phelps fotografiado por Annie Leibowitz para un anuncio de Louis Vuitton. La antítesis de este post.

Inexorable. Qué bella palabra. Significa inevitable. Pero suena mejor. De inexorable crecimiento podríamos describir los negocios en internet. O mejor dicho, los e-negocios. E-business.

A ver, ¿Quién no quiere ganar dinero con el mínimo esfuerzo? Pues ahí yace la magia de internet. Se trata de un universo paralelo al real, aunque siendo virtual es más palpable que la constelación de Vulpécula de la cuál no has oído hablar nunca y que significa Zorra o Raposilla. Ya sabes, un nuevo insulto. “¡Vulpécula! ¡Que eres una vulpécula!”

Que en primero de carrera de comunicaciones, en la asignatura Intro to Media 1.0 me explicasen los beneficios de internet como fuente de información está muy bien, pero a estas alturas del percal yo diseñaría una nueva asignatura que se denominase <<cómo hacerte millonario en un sólo click 3.0>>. Cómo trabajo para casa, analizaremos este video.

http://vube.com/Espaiderman/0cs6h68q1I/L/vote?t=s

Empieza bien, con un temazo de Will Smith, “Gettin´Jiggy Wit It”, el cuál conozco muy bien porque cuando estaba en 2º de la ESO hicimos un baile para el Concurso de Talentos con compañeras del colegio y aún recuerdo unos pasos. Vale, habéis captado mi atención nostálgica. Y ahora me sacáis a Spiderman entrando con una maleta en un hotel. Esto promete alguna risa que otra, aunque sólo sea por ser ridículamente malo el video. Entra en escena Batman. Batman y Spiderman se reencuentran y mantienen un romance en la playa que ni en el comienzo de la película de Grease. Salen los créditos y dicen: “Justin Bieber, si estás leyendo esto, TE QUIEROHHH”.

Pues si votas esto estás contribuyendo a que ganen $10.000. Analicemos costes de producción:

– 2 canciones, sin pagar derechos de autor.

– Tres amigos, uno de ellos que trabaje en un hotel.

– Dos disfraces. NOTA: ANONIMATO.

– iPhone 4. Esto ya encarece el precio. A no ser que te lo haya regalado la compañía por solicitar portabilidad. O que lo hayas robado y liberado.

– Software edición de vídeos Sony Vegas Pro 12, que seguro puedes descargar gratis en la web de Softonic.

– Internet. Gratis si es con Wifi de algún sitio.

Por si no habeis captado la idea aún…que te escondes tras una máscara, haces el mongui, consigues que te voten en internet y ganas dinero. Si encima te atreves a poner tu propia cara a la vista y tienes algo de talento, como esta tipa, quizás te conviertas en el próximo Justin Bieber.

http://vube.com/msxjeni/NZ3IuzJtHH?t=s

Hasta hace unos años, un músico tenía que conseguir que una discográfica escuchase su pista y se la comprase para empezar su carrera profesional. Un escritor tenía que conseguir que una editorial le leyese la novela y se la comprase. Un periodista, que un periódico le comprase la historia. Un fotógrafo, lo mismo. Hoy en día, no. Basta con subir un video en Youtube o publicar algo en tu blog. Es gratis, y, si te atreves a diseñar tu propia página web, puedes hasta hacer de tu opinión subjetiva, una legítima. Puedes vender tus creaciones caseras artísticas de papel de periódico reciclado por internet y montar tu propio negocio. Puedes hacerte fotos, retocarlas con Instagram y pasar por modelo, conseguir seguidores en Twitter y crear tu propio valor añadido al cual querrán asociarse marcas y ganar dinero.

Antes, para ser una celebrity, tenías que hacerte fotografías analógicas con algún director de cine en algún bareto de Nueva York. Si la foto te la hacía Andy Warhol y salías junto a Woody Allen, posiblemente estés leyendo este post desde tu cama ovalada con sábanas de seda en tu penthouse de la quinta avenida con vistas a Central Park. Hoy en día basta con ser originalmente activo en Twitter y publicar #tunicho para hacerte famoso.

¿Tienes internet y aún te quejas del paro?

10km de EvaSion Running Mallorca

El domingo anterior, en Son Rossinyol, la tienda Evasión, organizó una competición, con mucha ilusión…

601515_461899087210880_2136591431_n

 

EvaSion Running Mallorca es una tienda especializada en material de atletismo y triatlón, creada por deportistas que te aconsejarán desde la experiencia y pensado para que pruebes tus zapatillas con la mayor comodidad sobre el propio tartán. Destacamos los productos ZOOT que también puedes adquirir en la tienda. Este domingo organizarón la primera edición de la Carrera EvaSion Running Mallorca sobre las distancias de 5km y 10km (además de una carrera previa para niños) cita la cual no me pude perder junto con el Mallorcatraining group!

La carrera estuvo bien organizada, con un circuito bastante llano salvo por un puente que en la carrera de 10km acumulaba cuatro subidas y con el aderezo del día de un fuerte viento. Con un sistema de chip “ecológico”, avituallamientos abundantes durante la carrera y después, puntualidad en las salidas, una surtida bolsa para los participantes, agilidad en la entrega de premios y sorteo de material entre todos los participantes, podemos decir que la organización tuvo éxito y esperemos vuelva a repetirse.

Tras realizar el entrenamiento de calidad a pie de la semana, fuimos a soltar las piernas un poco sobre la bicicleta, y, aprovechando que se celebraba la carrera ciclista Challenge de Palma, nos acercamos a ver in situ el ciclismo profesional.

Aquí os dejo un vídeo resumen de la carrera de Evasion, cosecha del coach Iván Muñoz.

 

Nuevos Proyectos

photo

En nada termina Enero: el primer mes del año, el mes más frío, el mes de los propósitos, el mes de año-nuevo-vida-nueva, el mes de “la cuesta”, el mes de las rebajas y el mes del “pico y pala”. Deportivamente hablando, en enero se configura el calendario competitivo. Aún faltan meses para las competiciones objetivo, pero es ahora cuando hay que ser trabajador y constante. Sin prisa pero sin pausa, las cosas bien hechas.

Recientemente he iniciado nuevos proyectos e incorporado cambios a mi vida. Un nuevo proyecto es el de ITRI (www.itri.es & @itrimagazine) que nace con la esperanza de convertirse en un referente de artículos relacionados con el triatlón. Se trata de una revista online en la que somos varios los autores que escribimos sobre entrenamiento, nutrición, coaching (psicología deportiva), fisioterapia, entrevistas y opinión sobre temas de actualidad. No pretendemos publicar noticias triatléticas rápidas de forma diaria sino artículos informativos de interés bien escritos, con una base teórica y una aplicación práctica que sirvan para que los lectores mejoren su rendimiento deportiva. Para nosotros el triatlón es un estilo de vida, “I Tri” dicen los ingleses para decir que “Yo Hago Tri”.

Otro cambio importante ha sido el de residencia, pues me he desplazado a Mallorca para entrenar con Iván Muñoz y un gran grupo de gente de calidad deportiva y humana. La isla ofrece mayor facilidad para entrenar y trabajar duro. Me gusta la incertidumbre de un sitio nuevo, el estímulo mental que supone la adaptación y la frescura de nuevas costumbres aún sin habituar. De momento toca trabajar duro.

Si Zeus levantase la cabeza y viera los JJOO

Ay Zeus si despertases de tu tumba celestial y vieras lo que han hecho con tus juegos. Olympia, ¿recuerdas aquella isla? Ahora sólo sirve para darle un nombre simbólico, romántico. Aquel rollo de parar las guerras durante esta celebración cuatrianual…olvídate. La recta de arena aquella bajo el calor infernal del solsticio de verano, con tan sólo un olivo al lado que diera sombra…hoy en día ni sacrificando a ochenta carneros en el templo de Hera te darían buen asiento en el estadio olímpico. Porque lo que es acordarse de tí, Zeus, no se acuerdan. ¿Y las mujeres? Uy si las vieras…correteando por ahí en bikini…¿te acuerdas cuando se condenaba con la pena de muerte la presencia de mujeres? Antes solían correr los militares sí, además desnuditos…hoy en día los militares sólo corren cuando opositan…ahora para correr tienes que ser profesional del deporte, porque ya no  basta con ganar la corona de laurel y tu nombre tallado en una piedra; no, de eso ya sólo lo hay en Hollywood Boulevard.

Los Juegos de ahora, querido Zeus, para que te enteres, pertenecen al mundo de la televisión, y el negocio de la tele no es otro que el de la publicidad. En los Juegos no se juegan medallas, sino espacio publicitario. Una cadena de televisión justifica que durante la final del relevo 4×100 libres en natación masculino, la audiencia en su cadena era de X personas, por lo tanto toda esa gente se va a tragar también el anuncio de P&G, lo que significa que esos segundos publicitarios se venden a Y €. Lo que a su vez significa que X personas van a ver a Phelps y otras X´ (si, es una x prima) van a buscar a Phelps en Google. Por lo tanto, Phelps puede decir que X+X´ personas le ven y que los centímetros de espacio publicitario en su pecho valen Z $. Finalmente resulta que Londres dice que sus instalaciones las van a ver X+X´+n² (siendo n cualquier espacio tras la imagen de cualquier deportista mediático a nivel mundial), por lo tanto, los metros de las instalaciones deportivas valen W £.

Y esto ¿qué significa, querido Zeus? Significa que hay una especie de mayonesa mezclada con ali oli cortada por el calor del solsticio de verano entre el profesionalismo, el elitismo, la exclusividad y el romanticismo.

Decían que era para deportistas amateurs, pero ahí hay más profesionales, algunos dopados sin pasar controles…decían también que estaban los mejores, pero en realidad los mejores sólo están en el campeonato del mundo, aquí hay mucho galgo viéndolo desde su casa mientras corren otros por ser de nueva bandera, o por ser gregarios. Hay muchos deportes profesionales que están ahí para conseguir audiencia, como es el caso del fútbol, del basket o del tenis, y, que una federación internacional, como es la de triatlón, quiera cambiar su deporte sólo para salir en televisión durante 1 hora cada 4 años en los JJOO me parece muy triste Zeus. Eso solamente me dice que los JJOO son para la audiencia y no para los deportistas. Empezaron con las 8 vueltas en ciclismo y ahora acortando la distancia a la mitad. En fin Zeus, es lo que tiene un deporte relativamente joven y sin tradición. Dile tú a un maratoniano que a partir de ahora va a correr un 10mil que es mejor para la audiencia y sino deja de ser olímpico.

Si los JJOO no fueran negocio, no habría países gastándose millones de $ en su candidatura, sino que ahí seguiríamos corriendo en la recta de arena insólita bajo el sol infernal de la islita de Olympia. La ceremonia de inauguración preciosa, sorprendente hasta graciosa, pero vamos a ver, ¿qué me estás vendiendo? ¿la llegada de los deportistas de todo el mundo o la vida y milagros de United Kingdom? Que yo no sé qué hubiera sido peor, si que nos hubiese vestido Bosco o Ágatha Ruiz de la Prada…

 

 

 

¿Qué tienen en común CUFA y Ordu?

Unas semanas han pasado ya desde que gané el campeonato de España de media distancia y como ya expliqué en mi post anterior, una de las personas que aportó su más que grano de arena fue Pablo Israel Rodriguez, más conocido en esta peluquería que es el triatlón como El Cufa. En un tiempo a contrarreloj para conseguir una bici de contrarreloj, de no haber sido porque Brenton Cabello me prestó su Globulonero, hubiera competido con esta bici.

Así que el post de hoy no trata de mi, sino de Cubiertas y Fachadas CUFA y del hombre que se esconde tras ellas. Sí, Facebook puede ser un poco traicionero…

Supongamos dos escenarios, en el primero, salimos de la crisis económica y el cerdito de barro vuelve a engordar, ¿qué es lo primero que vas a hacer? Salir de tu vivienda de 30m2 de la era trujillana e invertir en tu calidad de vida comprándote una casita.

Yo me pido una como ésta. ¿Qué vas a necesitar? Una cubierta superior y lateral de piedra que te ofrezca una amplia variedad de diseños y formatos de buena calidad al mejor precio.También necesitarás una cubierta, por ejemplo, de pizarra. En CUFA un grupo de técnicos expertos te asesorará acerca de cuál es la mejor opción para tu presupuesto, además de la instalación y ofrecerte una garantía por escrito.

Quizás tengas un proyecto en mente de mayor escala y tengas ganas de romper con el pasado buscando un diseño más modernista que combine el arte con la funcionalidad. En CUFA son expertos ya en fachadas ventiladas con amplia experiencia en la construcción civil.

Pero supongamos el segundo escenario, en el cual no salimos de la crisis y tú, o bien emigras, en cuyo caso CUFA tiene la posibilidad de enviar muestrarios a toda Europa, o bien decides volver al pueblo de tus abuelos, montar un negocio rural y cultivar tu propio huerto. ¿Qué vas a necesitar? Reparar querido lector, reparar. Y a estas alturas del post no hace falta que te diga que en CUFA también mantienen, reparan y rehabilitan.

Y una cosa es comprar una camiseta Made in China y que se descosa, y otra muy distinta es jugar a los Lego y que se te caigan los cubitos encima… Así que qué mejor que invertir en la economía nacional y confiar en CUFA con todos sus datos de contacto aquí.

Por último informaros de que esta Orbea Ordu con manillar y acople 3T Mistral, Shimano Durace de 9 velocidades, sillín Fi´zik, pedales Keo y Ruedas Hed (no las de la foto) está a la venta. Interesados contactar con Pablo Israel en el 606 42 32 19.

Starbucks: el branding del café

Cómo estoy lesionada y no puedo competir en las próximas semanas, me tomo la libertad de desarrollar otras facetas de mi vida, como poner en uso mis conocimientos de graduada en comunicaciones…

Recientemente leí este artículo sobre Starbucks, publicado con el motivo del lanzamiento de un libro sobre el modelo de empresa Starbucks escrito por el creador del modelo de empresa, que no su fundador, Howard Schultz. El titular del artículo formula la pregunta de cómo abrir 17.000 locales cobrando a 3 euros el café. Yo intentaré responder a eso. Para la historia de la empresa y sus fundadores ya está el artículo, el libro y wikipedia.

Para empezar, que no son sólo 3 euros…3 euros te cuesta el café de filtro del día en tamaño tall –que en el mundo Starbucks siginifica el tamaño pequeño-. Un auténtico café al estilo Starbucks cuesta más de 4 euros, y cada año se encarece. Estamos hablando de un café latte grande –que en el mundo Starbucks significa mediano– con leche de soja, o de un café mocca grande con un shot de vainilla, o de mi favorito, un chai tea latte grande con leche desnatada. Si luego lo acompañas de un muffin de blueberries -magdalena grande de arándanos en inglés- o, mi favorito, el sandwich de pavo con rúcula, queso y cebolla caramelizada en pan con arándanos rojos y calentadito al grill, no es de extrañar que la cuenta te suba a más de 10€.

Bien, a no ser que se tengan acciones en Starbucks (o el Grupo Vips aquí en España), a no ser que te pague la empresa los cafés con tickets de Bon Menú o tengas un iPhone diseñado por Dolce&Gabanna, no es muy razonable estar alimentándote diariamente a base de semejante artículo de lujo. >Nota para el lector: En EEUU la cifra del precio es la misma pero la divisa es en dólares, por lo que al cambio, sale más barato allí.

¿Entonces por qué ir a por un café allí cuándo puedo ir al bar de la esquina? Porque es cómo comparar un Resort de 5* con un albergue. Porque claro, para moverte en coche te basta con un Fiat Punto, pero apuesto que si pudieras, te moverías en un Ferrari. ¿Cuál es la diferencia? La experiencia querido lector, la experiencia.

Igual que Spielberg hizo con Pandora en Avatar, Schultz creó los establecimientos Starbucks, y a no ser que Nespresso monte una franquicia en la que el café te lo sirva George Clooney en un salón de Zara Home, no existe una multinacional que le supere.

Entrar en un Starbucks es cómo entrar en el salón de casa. Es un espacio para relajarte, aislarte del estrés y ruidos urbanos y dedicar un momento del día a pensar mientras te tomas una taza de bebida caliente, ya sea café, té o chocolate. Puedes pensar sobre tu trabajo, estudiar, leer o simplemente conversar con alguien y lo mejor de todo es que puedes emplear en ello todo el tiempo que quieras sin que se te termine el café. Dicho de otro modo, tu café puede durar tanto cómo el tiempo que tú quieras que duren tus pensamientos. Para ello tienes a tu disposición comfortables sillones, mesillas bajas de madera, lámparas colgantes de luz ténue anarajada, muebles e, incluso en algunos establecimientos, un piano. De fondo suenan las voces sedantes de Norah Jones o los villancicos de Frank Sinatra en Navidad. A lo lejos, el ruido de una máquina de café y en frente, una cara sonriente vestida de forma casual con un delantal y una gorra de color verde otoño color corporativo que te pregunta con voz alegre qué te gustaría tomar. Detrás de esta sonrisa servicial y amigable, una pizarra rústica escrita en tizas de colores con dibujitos del cafetal, un amplio menú para que personalices tu café como más te guste de acuerdo con un amplio abanico de sabores, tamaños y envases. Envases los cuales son de color blanco generalmente, con el logo de una sirena de doble cola en color verde otoño y con una citación escrita en el anverso del vaso la cual habla de temas filosóficos sobre la vida, para inspirarte, porque Starbucks tiene ese poder, que te inspira y estimula tu capacidad creativa.

Evidentemente nada de esto tiene que ver con ir al bareto de la esquina, desde el cual escuchas las sirenas de la policía y los flaxones de los coches atascados, con un mostrador sacado de una película de Torrente y un camarero que, o bien lleva su ropa de andar por casa o bien un delantal negro desgastado, personaje de cara cansada amargado por su salario a quien no le pidas más que un sólo, cortado o con leche, porque está atendiendo a cuatro personas a la vez y puede que se olvide.

Sin duda es entrañable la manera en la que te plantan el platito de loza delante, te lanzan una cucharilla, un azucarillo, ¡zás! la tacita con el café y un chorro de leche de la jarrita metálica arañada mientras observas cómo sube el nivel del líquido en la tacita cual tifón esperando que no se desborde. Y no se te ocurra pedirle sacarina o la leche más caliente al empleado explotado…

Mientras en una cafetería corriente y moliente dónde el café te cuesta 1.20 euros y el camarero está amargado porque la hostelería española ya no es lo que era…en Starbucks servir café es un trabajo en equipo, lo cual es otra forma de extrapolar la filosofía de la empresa. Una persona te atiende, escribe tu nombre en un vaso portable y otra persona te lo prepara y sirve al fondo del mostrador. El único incoveniente es cuando tienes que hacer cola. En el Starbucks de mi universidad se formaba una cola tan grande que venía una empleada a tomarte la comanda con un micrófono desde el cual avisaba a otros empleados para que lo fueran preparando, y luego otro empleado te cobraba. Porque Starbucks no tiene camareros, tiene empleados. Igual que Ikea, que tampoco tiene dependientes, sino empleados a quien hacer consultas.

¿Que aún no te ha convencido? Te lo diré con otras palabras…Wi-Fi  G R A T I S  y prensa diaria.

Por otro lado está el merchandising de tazas, termos y peluches. Los modelos a la venta van cambiando y son temáticas con las estaciones del año. Recopilaciones del hilo musical del establecimiento están también a la venta y, por supuesto, paquetes de café.

El secreto del branding es lograr que un cliente defina una marca como suya, como parte de su personalidad. Starbucks logra adaptarse a los gustos de una gran masa de clientes a nivel mundial mediante su amplia variedad de granos de café de multiples regiones del mundo con las distintas formas de preparación. De echo, la estética Starbuckiense nace de la fusión del culto al café italianini junto con la creatividad y pragmaticidad americana. Sí, también existen los expresos fuertes en Starbucks; quien no encuentra su café ideal en cualquier parte del mundo es porque no quiere, claro que, el precio que hay que pagar por ello es un daño colateral. Pero lo que hay que sacar en clave en éstas últimas líneas es que se trata de una marca global cuya personalidad puede describirse como confortable, casual pero elegante y extremadamente acogedor.

Pero el branding no es sólamente el empaquetar el producto o servicio de forma que a tí te guste. Es asociar la marca a unos valores que tu compartas. Valores como responsabilidad social global, establecimientos sostenibles ecológicamente, la consciencia del proceso desde la materia prima y de los granjeros que les proveen de granos, son algunos ejemplos.

Pero la personificación del café va más allá. Nunca nadie pensó que algo tan estúpido como escribir tu nombre en tu taza de café pudiera gustar. Aporta una sensación de posesión añadida del producto. En otras palabras, estás en tu casa, con tu café como a tí te gusta y el hecho de que los empleados te llamen de tu nombre para darte tu café aumenta inconscientemente la confianza en ellos como empresa, porque tu cerebro lo interpreta como si te conocieran. Todo forma parte de la experiencia feel good  americana con inspiración europea y extensión global.