Archivo de la etiqueta: Bimont

Bronce Cto. España Élite Distancia Olímpica

DSC_0160

En diez años he hecho muchas cosas. Hace diez años fuí bronce en un Campeonato de España de triatlón élite distancia olímpica con diecisiete años. En estos años he conseguido más medallas, pero también graduarme en ciencias de la comunicación por la universidad de Nueva York, iniciar otras dos carreras en Biología y Psicología, hacer un curso de fotografía, trabajar en una agencia de medios, trabajar como profesora particular, viajar de mochilera, viajar de hotelazo, salir de bares, salir de discotecas, conocer a gente, no parar quieta, hacer la fotosíntesis en el sofá, engordar, adelgazar, aprender a cocinar, aprender mucho, equivocarme más, caerme, levantarme y perderme en la divagación de mis propias emociones. La vida es eso, experimentar, sentir, saborear y, si algo te gusta, repetir.

Ayer repetí.

Nadé a gusto, más a corde con mis entrenamientos, en el grupo de cabeza con Carolina más alante en solitario. Después volví a fallar en mi punto débil, que curiosamente es el fácil para las demás, pero a mi me cuesta, que es no perder el grupo en la transición. Así pues, al subir en la bici, fallé con los pedales perdiendo valiosos segundos y rodando en tierra de nadie con Sara Pérez, hasta que una valiente Ana López sacó a relucir su experiencia como ciclista animando la higuera hasta enganchar -de nuevo- con cabeza de carrera.

DSC_0031

Después de ahí, aquello fue un rodaje por las calles de Los Alcázares con varios intentos de escapadas y palos. Lo cual no es ni bueno ni malo, simplemente una situación de carrera que puede darse cuando existe el drafting, igual que ocurre en ciclismo.

Y nos bajamos a correr. Quizás el deporte menos táctico de los tres en el triatlón, aquí es tu capacidad de sufrimiento y lo bien que lleves las piernas de entrenadas. Aquí no hay golpes ni lucha por la estela de los pies en el agua, no hay un vehículo que mover con su correspondiente habilidad ni hay tácticas ciclistas. En el peor de los casos llegas al sprint con alguien tras un tira y afloja de ritmos, pero, eso es algo que ocurre pocas veces. Aquí no suele haber misterio: tanto corres entrenando, tanto corres compitiendo.

En mi caso, acusé el parón de la semana penúltima al campeonato por experimentar un gran bajón físico tras probar a ser vegetariana este mes de agosto, algo que pudo verse en el Grand Prix de Sartrouville. Esta semana traté de recuperarme y, si bien estoy contenta con mi resultado, en la carrera sentí las piernas pesadas y faltas de fuerza. Las que me ganaron, Ainoa, Ricarda (alemana) y Carolina, son competidoras a las que respeto deportivamente, pues ellas tienen más experiencia que yo en la élite internacional y están muy curtidas en todos los pequeños detalles que suman por lo que, cuando compites contra ellas, no puedes permitirte el lujo de despistarte.

Ha sido un año muy complicado por haber pasado desde diciembre hasta junio con una lesión en el hombro que llegó un momento que me molestaba para realizar cualquier movimiento, y estoy segura de que tanto mi entrenador, Iván Muñoz, como yo, habíamos ideado un estado de forma distinto para este campeonato, pero me alegro de que hayamos podido acumular un verano de buenos entrenamientos y ver que la mejora es posible.

la foto-3

Quisiera agradecer el apoyo de aquellos que me han ayudado y animado pese a haber estado lesionada medio año: Iván, porque es un auténtico sensei; los compañeros de Mallorcatraining, porque aún entrenando bajo la lluvia en la pista de atletismo seguirán bromeando; a Evasión Running Mallorca,  por ayudarme a correr con las mejores zapatillas del mundo, Adidas (Gracias Carlos García) ; a Ciclos Bimont, por conseguirme una Orbea y por los entrenos de calidad de los martes; a Spiuk, porque en material de ciclismo son una pasada y se superan cada año; a Medilast Sport, por enseñar a mis piernas una nueva dimensión en cuanto a recuperación; a Jon de Bicimetrics, por el bike fit que me liberó la presión en el hombro y espalda; a mi familia, por decirme las cosas que no quiero escuchar pero que son necesarias oír; a mi novio y amigos, porque dirán lo que sea por hacerme sonreír; a Felipe Gutierrez, porque lleva desde que tengo doce años dándome pequeñas lecciones importantes y a Poca y Marta, por preocuparse de que no nos falte de nada en el Wild Wolf Cidade de Lugo Fluvial, que ganamos por equipos.

Anuncios

Bike Fitting con Bicimetrics

Recientemente me hice un bike fitting con Jon de Bicimetrics (www.bicimetrics.com) localizado en Palmanova. Era el primer bike fitting que me hacía en mi vida y el motivo principal era la excesiva tensión que acumulaba en la zona dorsal y cervical de la espalda desde el inicio de los entrenamientos de pedal, algo que yo creo ha sido una de las causas de mi lesión en el hombro izquierdo. Por lo tanto, corregir mi posición en la bici era un elemento clave para mi total recuperación, así como buscar siempre ser lo más eficiente posible a la hora de pedalear en la Orbea de Ciclos Bimont con la que compito esta temporada.

Primero Jon analizó mi postura sobre un rodillo además de mi flexibilidad para ver si tenía algún músculo más cargado que otro que pudiese viciar mi pedalada, especialmente a la hora de llevar las rodillas rectas.

Después utilizó el sistema de Gebiomized para medir la presión que ejercía con mis pies. No presenté ningún punto de fuerte presión en mis metatarsos sin embargo decidimos probar a usar las plantillas E-Soles para tratar de distribuir la presión a más área de mi pie y tratar de eliminar puntos muertos en la pedalada.

Posteriormente, usó el sistema de Retül para medir los ángulos y medidas de mi posición corporal en la Orbea. Jon subió el sillín y cambió el manillar a uno más pequeño, además de la posición de las calas para adelantarlas un poco más.

La adaptación que he sentido ha sido bastante rápida, sintiéndome más compacta en la Orbea, pudiendo hacer mejor fuerza y quizás lo más prioritario ha sido que las contracturas que sufría en el trapecio han desaparecido.

Si estás en Mallorca y quieres hacerte un bike fit, os recomiendo a Jon Sowerby de Bicimetrics . Podéis poneros en contacto con él a través de su web diciéndole que venís de parte mía y os pondrá la bicicleta a punto para mejorar vuestro rendimiento.

De vuelta en Mallorca entrenando

969958_10200834832129915_472957977_n
Con el grupo M3T Mallorcatraining en Bunyola

“Y tú, ¿Cuándo tienes vacaciones? ¿A dónde te vas?” quizás sea probablemente la frase #TrendTopic de este mes. Yo afortunadamente espero pasar mi verano en Mallorca entrenando. Eso es. Mi plan preferido. Sudar al sol haciendo series. Los bidones para la bici en el congelador. Las subidas a los Colls mallorquines con la chicharras dando su particular concierto. Todo el sabor del agua fresca tras tres horas de bici. El vasito de gazpacho frío al llegar a casa con las calas aún puestas. El hambre de melón y solamente melón. El moreno negro del agua de piscina descubierta y el doradito del mar. Una hora, dos horas o las que quieras en la piscina descubierta. Escaparse a la playa al final de un día de entrenamientos. Nadar en el mar. Revistita y una clara de limón en el chiringuito de playa. Las siestas en una tarde de 35 grados que te levantas con un dolor de cabeza que no se quita hasta que empiezas a calentar en la última sesión del día. Empezar trotando con calor y acabar la sesión de carrera a las nueve de la noche cuando empieza a refrescar. Gotas de sudor hasta en los gemelos. Cenar en una terracita de verano con la brisita del Mediterráneo tras un día cumplido.

Llamádme rara pero yo disfruto así de mis veranos. Y competir. Cerrar el fin de semana poniendo el cuerpo al límite del agotamiento físico. Cruzar una línea de meta con la respiración agitada, el pulso alto y las piernas cansadas pero fuertes. La piel tatuada con un número transpirando gotas de sudor.

la foto
Medias Medilast Sport, Bicicleta Orbea de Bimont, Zapatillas 15RC y ropa de Spiuk

Por fin. El Verano. Ya llegó.

Triatlón de Fuente Álamo y Tendinosis

photo

Empiezo a escribir esta crónica desde mi móvil tomando un café con unas galletas, habiendo calentado el agua en una tetera eléctrica, en el pabellón de deportes de Fuente Álamo, mientras me rodean cientos de personas durmiendo en sacos de dormir con sus bicis de competición a su vera. Alguno aquí se levantará como si esto fuese Resacón en Las Vegas…luego verá que aún tiene escrito el dorsal de ayer en el brazo y empezará a atar cabos…
Yo comencé la andadura el viernes a las 4 de la mañana desde Palma de Mallorca, cogiendo un vuelo de nuestro amigo Ryan a las 6 am con destino Mi Casa, Madrid, para más tarde bajar en coche a Fuente Álamo. El año pasado me pagué un hotel pero este año volví a la “experiencia completa” que supone dormir en el pabellón y hacer las comidas del sábado en el colegio. El pabellón está bien, hay colchonetas y sillas a disposición, y la comida es abundante y buena. Además es una gran oportunidad de conocer a gente encantadora como nuestros vecinos de pabellón del Triatlón Clavería, Roberto o los de Universidad Triatlón que nos echaron un cable llevándonos en su furgoneta cuando más llovía. La gente guarda silencio de 12 de la noche a 8 de la mañana, a excepción de unos que decidieron jugar a reproducir los animalitos de la granja hasta las 2 y media de la noche, curiosamente aquellos que están becados por la federación española, a los que todos, con nuestros impuestos, les pagamos el alojamiento, comida, entrenador y servicio médico; curiosamente aquellos que pertenecen al plan de tecnificación del seleccionador nacional, y que, curiosamente uno de ellos se retiró en el triatlón; eso sí, el gogó de la fiesta por la noche. 

El triatlón de Fuente Álamo está tan bien organizado que el único problema que puede surgir es aquello que no pueden controlar, la climatología. No obstante, como viene siendo habitual desde hace 24 años, varios centenares de triatletas peregrinan desde la playa de Mazarrón hasta las calles de Fuente Álamo, atravesando un puertecillo que este año se hizo duro al tener el viento de cara.

En cuanto a mi carrera, fuí en quinta posición todo el triatlón, desde los primeros metros del agua. Nadando seguí sufriendo las molestias de mi hombro, que lleva lesionado desde diciembre, y en bicicleta y carrera a pie mis sensaciones no mejoraron. Mi cabeza, corazón y pulmones querían ir más rápido, meter más frecuencia a mis brazos y piernas, pero no me movía. Finalicé segunda senior y quinta absoluta. Mi estado de forma actual no es el adecuado, lo que hace que me plantee ciertos cambios. La prioridad ahora pasa por curar la tendinosis de mi hombro porque no puedo entrenar la natación ni la fuerza en esta situación. Tras mas de cuatro meses lesionada, hay que agarrar el toro por los cuernos e iniciar una nueva terapia con tecarterapia. Reduciré mucho mis entrenamientos de natación hasta que esté curado al 100%, por lo que es muy probable que anule mis competiciones de los próximos meses, con la esperanza de volver sana y fuerte en julio.

photo-1

Quisiera agradecer a Bimont Bike Shop por llegar a un acuerdo con Orbea para disponer de una Orca con la que competir esta temporada, y dejármela lista en tan poco tiempo antes de partir para Fuente Álamo. En breve os contaré más acerca de Bimont y Orbea. Finalmente, agradecer a Ginés, Ángela y a todos los voluntarios y demás involucrados que cada año hacen que sea posible disfrutar del Triatlón de Fuente Álamo, realmente se merece ser calificados como el mejor triatlón de España. Al año que viene es su 25º aniversario y allí estaremos para celebrarlo con ellos.