Archivo de la categoría: Travesias

Copa del Rey 2010 en Coruña

Campeonas por equipos de la Copa del Rey y la Super Liga

Fin de semana intenso el vivido hace casi dos semanas, pues aprovechando que la Copa del Rey se celebraría en Coruña, decidí hacer escala en Pontevedra para aprovechar e intentar entrenar con mis compañeras de equipo. El sábado y de forma improvisada me apunté a hacer dos travesías seguidas que se celebraban en Sanxenxo, una de 1000m abierta para no federados y otra después de 2500m para federados (cuyas inscripciones estaban cerradas y nadé sin dorsal). ¡ El agua estaba a 16º! Y por supuesto era sin neopreno…..cuando me metí a calentar no podía meter la cabeza ni abrir los pulmones para respirar….pero luego cuando dan el bocinazo y entras en modo competitivo, te olvidas del frío y sigues nadando. Me sentí fuerte y con mucha energía, y logré terminar 1º mujer y 2º en la general absoluta a escasos segundos del primer hombre. Al terminar nos dieron un chocolate calentito…cómo estaría el agua para que en pleno agosto, en la playa, te den un chocolate caliente….y una bolsa con un bocata, una camiseta y 15minutos más tarde dieron la salida para la otra travesía, la de 2500m. En esta ya había muchos nadadores, entre ellos la campeona de España de 1500 o una internacional en aguas abiertas….Al comenzar a nadar me sentí algo tocadilla de la travesía anterior, pero en seguida volví a sentir las fuerzas. No obstante, en los últimos 500m ya empecé a notar los efectos del frío en los músculos, a los que cada vez le costaban más moverse. Al nadar sin dorsal, no sé en qué posición entré pero me pareció contar a 6 chicas en la playa cuando llegué. Otro chocolatito, otra bolsa con bocata y otra camiseta, y para recuperar fuerzas….un pulpo a la gallega!

A la tarde salidita en bici, crepería muy chula en Pontevedra para cenar y a la mañana siguiente rumbo a Coruña para el triatlón de la Copa del Rey. Tuvimos un poco de desorden porque cada una vinimos de un sitio distinto al ser la competición en Galicia, pero al final conseguimos organizarnos bien. Al llevar suficiente ventaja con respecto nuestras rivales, pudimos relajarnos y entrar las 6 integrantes del equipo juntas. Después comida con dos compis en un restaurante que se llama La Huerta, en Santa Cristina, que se comía de vicio unas setas rebozadas y una ensalada enorme y viajecito otra vez a Pacualcobo, al pueblo de veraneo familiar, para pasar la noche y disfrutar del lunes entrenando con la bici por las carreterillas de pueblo rompe-piernas.  Eso sí, cuando regresé a Madrid, tras cuatro días de haber viajado sola en coche Madrid-Pontevedra-Coruña-Pascualcobo-Madrid, las dos travesías, el triatlón, y otras 5 sesiones de entrenamiento, me pasé la semana pasada con la espalda y el cuello muy contracturados que me daban fuertes dolores de cabeza que me impidieron entrenar debidamente.

Travesía de Pareja y Triatlón de Juan Carlos I

Fin de semana de entrenamiento en competición

A la vista de lo actualizado que llevo mi blog cualquiera diría que soy una licenciada en comunicaciones….jejeje! El mes de julio ha transcurrido sin grandes novedades…empecé el mes bastante cansada con la ferritina en sangre bastante baja por lo que decidí descansar bien y luego volver a los entrenamientos de base, pues me encantaría poder alargar la temporada hasta finales de octubre con un estado de forma mejor que el de ahora. Hace exactamente dos semanas que volví a meter series, especialmente en la carrera a pie se refiere. He de decir que el tiempo pasa espectacularmente rápido…algo que me tiene asustada, si con 24 años el tiempo me pasa así de deprisa, ¿cómo será dentro de 20 años más? En un deporte cómo es el triatlón, realmente tienes tiempo para todo y tiempo para nada a la vez. Es un dilema encantador…veréis, el triatlón permite ser practicado hasta edades muy avanzadas…a nivel de élite mundial, realmente puedes ser competitivo hasta los 40 años! Y a nivel más popular, los grupos de edad veteranos no tienen límite de edad, habiendo gente con sesenta y pico que lo practique. Por lo tanto, tienes mucho tiempo para entrenar y competir triatlón, pero por otro lado, al ser tres disciplinas distintas hace que los entrenamientos sean más complejos y los detalles a entrenar se multipiquen por 3. Estamos hablando de nadar, de pedalear, de correr, de practicar el cambio muscular de la natación a la bici y de la bici a la carrera, de ensayar la primera y segunda transición, de entrenar en el gimnasio la fuerza, de entrenar la técnica correspondiente a cada deporte y además, entrenar las debilidades específicas de cada triatleta, que puede ser algo como fortalecer los tobillos. Al final son muchos detalles a tener en cuenta, por no añadir el entrenar para circuitos específicos cómo puede ser nadar en mar o en río o tener subidas en el circuito de bici, por lo que el tiempo se queda escaso para entrenar todos estos aspectos. En el equilibrio está la clave. Para mi el valor del equilibrio es uno de los más importantes en la vida, y no sólo porque el triatlón en sí sea un deporte de equilibrio entre disciplinas, sino para todo en la vida. Y en esas sigo, encontrando mi equilibrio entre lo que quiero entrenar y lo que mi cuerpo puede asimilar.

Y en cuánto a las competiciones, ahí un poco pequeña y en el centro de la foto se me ve a mi ganando la primera travesía de mi vida, en los 2500m de Pareja, Guadalajara. Tuve buenas sensaciones y desde el primer momento supe situarme en cabeza hasta el final, logrando finalizar primera chica y tercera de la general, entrando con el segundo chico y a escasos segundos del primero. ¡Cómo mola nadar cuándo te sientes con fuerzas y buenas sensaciones! Algo que eché de menos al día siguiente en el triatlón Juan Carlos I. Una mezcla de cansancio, desentrenamiento y mal cuerpo fueron las razones por las que tuve una mala actuación. Esas son cosas que una cuando se despierta el día de la competición las siente, y que luego cuando empieza a calentar ya se terminan de confirmar y sabes que ese no va a ser tu día. En cualquier caso, toca asumir, darse un par de azotes por las cosas mal hechas y espabilar para la siguiente competición, porque para mi lo importante no es el puesto en el que se termine, sino las sensaciones que se tengan. Finalicé 2º chica, detrás de Ana Burgos y aunque ya sabía que aún estoy muy lejos para disputar una competición con Ana, personalmente esperaba tener mejores sensaciones y estar más rápida en cuanto a mi carrera. ¡Y ésta de la foto soy yo corriendo por el parque del JCI!

Próxima parada: ¡Valladolid!