Archivo de la categoría: Sports

Spain´s Next Top Triathlete

Sinttulo_3406

Ahora que la franquicia Masterchef ya ha desembarcado en España y TVE se va a encargar de darle ese toque español para quitarle la gracia, creo que ya estáis preparados para que comparta con vosotros una de mis elucubraciones de bombera.

Me confieso una fan de los concursos tipo reality, tipo Masterchef, America´s Next Top Model, Next Great Baker, Next Iron Chef… aquellos en los que los concursantes van superando pruebas eliminatorias, aprendiendo técnicas, aplicando Psicologia competitiva, esforzándose para conseguir un premio que lance su carrera profesional. Es decir, holgazanes bastos de gran hermano que aspiran a vivir del cuento a la carpeta de spam por favor…

¿Como sería un concurso de este tipo para Triatletas? Bien, al lío:

1. Los Premios: se trata de un concurso con una serie de pruebas para lanzar la carrera profesional deportiva de un triatleta durante un año y que el ganador lo aproveche para despegar, por lo tanto podríamos estar hablando de un premio económico de 20.000 euros mínimo, un contrato de un año con la agencia IMG para promoción y marketing deportivo, y un reportaje de 6 páginas en una revista, la Finisher Triatlón por ejemplo…

2. Los Concursantes: pueden participar cualquier triatleta mayor de edad residente en España que no tenga un nivel de ingresos del triatlón superior a 10.000 euros anuales. Sería necesario un proceso de casting para cubrir 16 plazas entre hombres y mujeres. Quizás habría que plantearse tener 8 mujeres y 8 hombres cada uno con una clasificación distinta.

3. El Jurado: Serían necesarios 3 jueces que también hiciesen las veces de presentadores. Ellos estarían encargados de explicar las distintas pruebas, comprobar que se respetan las normar, juzgar el rendimiento de cada concursante y decidir a quién eliminar cada semana. Para que haya mejor criterio a la hora de juzgar, serían convenientes tener tres figuras que cada una representase un aspecto clave en el desarrollo del deporte profesional, que sería a un triatleta profesional consagrado, Javier Gomez Noya por ejemplo, un entrenador con amplia experiencia en la élite exento de favoritismos y no ligado a ninguna federación, y alguien que trabaje directamente en una empresa de marketing deportivo y que sepa lo que los patrocinadores y los medios buscan. triathlon-motivational-quote-sports-poster-print

4. Test de Habilidad: El concurso en sí sería como una concentración, o “Training Camp” elevado al cuadrado con eliminatorias. Uno de los aspectos a tener en cuenta sería la habilidad para aprender de cada triatleta. Puesto que una de las cosas que definen a un triatleta de calidad en la rápida capacidad de aprendizaje, debería de haber lecciones sobre técnica o habilidades acompañadas de un test de ejecución en el que se puntuaría a cada triatleta, otorgando beneficios a los más puntuados de cara a la prueba de eliminación.

5. Prueba Eliminatoria: Son aquellas que pondrán al límite a los triatletas para ir eliminando a aquellos con peor mentalidad, menor capacidad de sufrimiento, menor actitud competitiva o de esfuerzo. En este concurso no se trata de ver quién es el más rápido, sino quién es el más cualificado para convertirse en un triatleta de élite profesional. Por lo tanto, no se trata de ver quién es el más rápido en una prueba puntual sino quién es el más constante, el más equilibrado con mayor capacidad de aprendizaje y progresión.

6. Deliberación de los Jueces: Serían necesarios unos criterios neutrales a la hora de evaluar los rendimientos y que a la hora de juzgar a los concursantes, se les dijese las críticas o alabanzas de manera constructiva a la cara.

7. Emplazamiento de Producto y Patrocinadores: Serían bienvenidos como material para el concurso o pruebas todas aquellas marcas que lo deseasen. Por ejemplo, por ganar una prueba eliminatoria, se ganaría 1 semana gratis de concentración en el club de no sé dónde en no sé qué isla…o por ganar la prueba de mecánica la marca tal obsequia con 20 cámaras o tubulares gratis. O la prueba de nutrición estará patrocinada por tal marca. En fin, que las opciones en este sentido son bastante ilimitadas.

8. Las Habilidades: ¿Cuáles son los aspectos que definen a un triatleta de élite? ¿Cuáles son las habilidades que un triatleta necesita dominar para desenvolverse por el mundo como profesional? ¿Qué buscan los patrocinadores? ¿Qué actitud es la correcta para progresar año tras año? ¿Cuál es la mentalidad competitiva que te llevará al éxito? Todas estas preguntas y más deberían ponerse a prueba a lo largo del concurso. Las pruebas pueden tratarse de técnica, condiciones climatológicas adversas, distintos medios de mar, montaña, orientación, velocidad, resistencia, psicología deportiva, psicología de grupo, liderazgo de equipos, pruebas por equipos, mecánica, nutrición, planificación de competiciones, aeropuertos, viajes, idiomas, comidas extranjeras, etc.

¿Qué os parece mi idea? ¿Seguiríais un concurso así? 

Anuncios

Una Triatleta en el Mallorca- Celta

IMG_0790

Una explanada relativamente pequeña, dos puertas opuestas y un esférico es todo lo que se necesita para jugar al fútbol. Un lago, mar o río, una carretera y una calle de dimensiones kilométricas, además de una bicicleta y demás complementos aleatorios del tipo gafas para el agua, casco por seguridad y zapatillas es lo que se necesita para hacer un triatlón. Podrías jugar al fútbol descalzo en una playa o hierba, en cambio practicar triatlón descalzo no es muy recomendable para pedalear o correr kilómetros seguidos.

Alrededor de la explanada puedes construir cuantas gradas quieras, puedes albergar desde 20.000 personas hasta 150.000 como ocurre en el estadio de Reungrado Primero de Mayo, en Corea del Norte, pasando por los más de 99.000 del Camp Nou o más de 85.000 en el Bernabeu. En cambio, las gradas más elevadas que he visto en triatlón tenían 6 filas en el campeonato de Europa de Pontevedra. Puedes cobrar entrada a 20.000 personas en fútbol pero en triatlón quizás no vendas ni una. Con suerte, un grupo de transeúntes se pararan a lo largo de un circuito a ver triatletas pasar. Algunos aplaudirán, otros se quejarán del tráfico cortado.

Puedes entrenar fútbol en un parque público gratis. Entrenar la natación gratis puedes, en el mar y en verano según en qué regiones.

Cada partido de fútbol tiene 15 minutos de descanso en los cuales es típico que esos mínimo 20.000 espectadores gasten dinero en perritos calientes, salchichas alemanas, hamburguesas, bocatas, palmeras de chocolate y bebidas. En un triatlón es difícil ver una carpa que venda comida y bebida a los espectadores, y dudo que los padres quieran comprar barritas energéticas y probar el último sabor de isotónico en el mercado.

Ver un partido de fútbol no requiere mayor cansancio que el subir dos o tres pisos de escaleras, pasar sentado una hora y media, y volver a bajar las escaleras, mientras que aquellos que acúden como espectadores a un triatlón acaban con fatiga e hinchazón en las piernas por pasar horas de pie realizando desplazamientos de un punto a otro del circuito bajo el sol, viento o lluvia, por no contar el posible madrugón que se hayan tenido que meter.

Rodeando al estadio de fútbol se pueden encontrar tiendas en las que adquirir camisetas de los jugadores, bufandas, banderillas, algunas hasta gratis para animar, precios asequibles desde 10 euros hasta 70 euros las camisetas más caras…rodeando la zona de boxes puedes adquirir calcetines de compresión por 80 euros, monos de competición por 150 euros, neoprenos por 500 euros…

En un estadio de fútbol, a los espectadores les quitan los tapones de las botellas para que no los tiren al campo… los triatletas tiran botellas de agua sin tapón practicamente llenas fuera del circuito.

En un estadio de fútbol tienes dos pantallas grandes con el marcador y repeticiones de las jugadas, en un triatlón tienes al entendido de al lado con un cronómetro diciéndote la diferencia del tiempo entre cabeza y el grupo perseguidor.

Los estadios están habilitados con zonas especiales para los medios de comunicación con fotógrafos a pie de campo, la televisión, la prensa en tribuna con enchufes de electricidad para conectar los portátiles…en un triatlón tienes a nuestro “Parrita” con la cámara de video en mano discutiendo con los organizadores para grabar la carrera, así como medios electrónicos cuya crónica a menudo está viciada por “favoritos” de ciertos grupos de poder.

Alrededor del campo hay carteles de publicidad estratégicamente colocados para que se les vea a través de la televisión…en el área de transición y zona de meta nosotros tenemos banderolas y vallas que pueden caerse si sopla el viento con fuerza, además de una retahíla de criterios que limitan la publicidad que un triatleta puede llevar en competición.

   ¿Y aún nos preguntamos por qué el fútbol mueve tanto dinero y el triatlón en España no es profesional?

Respecto al partido en sí, el Mallorca – Celta, fuí a verlo con un mallorquín y un gallego. Yo, como madrileña y no aficionada, al menos pude ver cómo el Mallorca marcaba un gol en el último minuto y el estadio se emocionaba, la mascota disfrazada de diablo estallaba de euforia, los jugadores se quitaban la camiseta -¡Por fin!- y hacían realidad aquello que tarareaban al inicio del partido “Sí se puede”.

Triunfo en el Crono-Acuatlón A6

Arrancan en la pretemporada los primeros toques de calidad con el Crono-Acuatlón que organizó el club A6-Físico de Majadahonda el pasado domingo 27 de diciembre; proponiendo un formato de acuatlón invernal en el que se nadan primero 400m libres por mangas cómo si de una competición de natación se tratase, y minutos más tarde, sin transición, se corrían 3km de carrera a pie saliendo por orden de tiempos en la natación. Físicamente un buen calentón para el cuerpo pero mentalmente una buena golosina.

El crono-acuatlón estuvo bien organizado y contó con el apoyo de los jueces de la federación madrileña. Estoy contenta con mis tiempos a pesar de que yo sabía que podia haber ido más rápido en ambas disciplinas si hubiera ido descansada. No obstante, era un entrenamiento dentro de una semana de carga de volumen en la carrera a pie, con subidas, con escaleras, con pesas, con esquí de fondo en Navafría y con series específicas de fuerza en la natación además de las correspondientes cenas y comidas de Nochebuena y Navidad, el vinito que poco favorece la recuperación, los tacones que cargan las piernas y unas 130 cookies que hice personalmente para regalar a mis familiares. Con todo y con eso, 5´09´´en los 400m libres y 11´53´´ en los 3km que se corresponden con los entrenamientos realizados hasta ahora pero que podrían ser mejores con mi actual estado de forma. Victoria final y sentimiento de haber estado en familia tanto por los compañeros actuales de entrenamiento como por los pasados.

A la mañana siguiente 40×100/1´30´´a ritmo de 1´20´´ de media que nos pusieron de inocentada en el C.N. Alcobendas y por la tarde, vuelo a Mallorca para visitar una semanita a la familia de Nacho.

Hay varios sitios de vacaciones en los que tengo alguna ruta de carrera a pie que siempre hago todos los días cuando estoy de visita. En Logroño es correr entre viñedos temprano por la mañana y en Mallorca es recorrer varias urbanizaciones en la zona de Cala Blava bastante tranquilas echando un vistazo al mar entre acantilado y acantilado. Ayer a medio día estuve corriendo en manga corta con una agradable temperatura y una humedad que si no corría el aire rompías a sudar. Espero que siga siendo así para dar un poco de tregua al cuerpo con el frío que hemos estado pasando en Madrid. Mañana correré la San Silvestre de Inca para despedir este buen año y comenzar con buen pie el próximo.