Triatleta “Up In the Air”

10636-1680x1050

A estas alturas de mi vida creo que he hecho todas las posibles “cagadas” en cuanto a aerolíneas se refiere. Bien es cierto que he acumulado un buen puñado de viajes en una variedad de motivos de viaje diversos, por lo que las probabilidades aumentan exponencialmente.

He viajado para competir con bicicleta, he viajado como estudiante con maletas correspondientes a enseres acumulados en un año, he viajado como buena pijina con mi caniche de cinco kilos en cabina, y por supuesto he viajado de turismo con mi familia.

La cagada máxima evidentemente es perder el vuelo y tener que comprar un billete nuevo. Esa también la he hecho. Decir tiene que era en mi primer vuelo como residente en Baleares con descuento y me dejé mi certificado de residente en casa por falta de costumbre.

Por cierto, ¿He mencionado que los triatletas tenemos la manía de llegar en el último momento al aeropuerto?

Es decir, si la facturación cierra cuarenta minutos antes, tu estás ahí cuarenta y dos minutos antes. No sé. Supongo se debe a querer entrenar. La noche anterior acabaste tan cansado por el entrenamiento de ese día que preferiste echarte a dormir antes que hacer la maleta; hiciste tus cálculos y dijiste:

“bah, mañana me da tiempo a prepararla. Me levanto temprano, hago tres horas de bici, una hora de carrera en transición, cinco mil metros de natación con técnica y palas y luego mientras me como un plátano meto cuatro cosas en la maleta”

Seguro que fue algo así. Y luego claro, cuarenta y dos minutos antes del cierre del vuelo, te das cuenta de que te has olvidado algo en casa y no hay margen de maniobra.

Llegas al mostrador, rebuscas en el bolso y….¡MIERDA!

¿Qué pasa?

¡Qué me he dejado la cartera en la mochila de nadar!

En fin. La historia de mi vida. Óscar jugándosela en el coche hacia casa para tratar de coger la cartera a tiempo mientras yo discutía con los empleados de la compañía. Al parecer, el certificado de residente con el permiso de conducir no sirve…

Cobra mención especial en esta historieta la jefa de Air Europa por su capacidad de solvencia y gestión de alternativas. Supongo que su pelo rubio platino, sus ojos azules de párpado fino con pestañas pequeñas bañadas en máscara de color negro y su tez blanquecina tuvieron algo que ver. A cada cultura hay que valorarla por sus pros y cons y, en el caso de gestión de problemas, los ingleses son más ágiles que el español que, o no se sale de las órdenes del libro o es un listillo que se quiere colar.

Al final Óscar llegó a tiempo con mi cartera en el Batmóvil y yo corrí por el aeropuerto con Emma en brazos (porque en este caso también viajaba con mi caniche), el portátil colgando del hombro, el bolso en plan bandolera, la chaqueta que se quería caer de mi antebrazo, el billete arrugándose en mi mano y las botas que no me permitían correr con el tobillo reactivo.

Pides disculpas a todo el mundo. Se te cae la cara de vergüenza al suelo disuelta en las gotas de sudor, todo para encontrar una fila de gente que aún esperaba por entrar al avión.

Finalmente llegas a tu asiento, rozas con el brazo una bandeja, se abre, la cierras; rozas con el culo la bandeja del otro asiento, se abre, la cierras…las bandejas de los aviones o no hay quien las abra o son hipersensibles.

“Armamos rampas, cerramos puertas y cross check”. 

“Buenas tardes, les habla el comandante Luis Herrero. La duración de este vuelo es de una hora desde el momento del despegue, volaremos a ocho mil metros de altura…bla bla…la temperatura en Madrid es de 11 grados centígrados….bla bla…Good evening, ssshrifghing Luis Herrero, the time of this flight is fgrietngully that grifelong writhgnskting….Madrid…”

Pero oye, qué voz tan calmada. Tan masculina. Tan carrasposa. Qué sensación de tranquilidad volando.

Lo mejor, las nubes. Había la perfecta proporción de nubes y claros para admirar la perspectiva del paisaje desde la altura, cada vez más pequeño, junto con las enormes bolas de algodón que flotan en el cielo. Tan blancas, tan bonitas. Quién fuera dibujo animado para ir saltando de una a otra…

Anuncios

Un pensamiento en “Triatleta “Up In the Air””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s