Terei morriña de Pontevedra

Cierro una etapa vivida en Pontevedra. Es una región preciosa que me gusta para vivir. Recuerdo cada vez que venía de Madrid y cruzaba con el coche el puente de Rande para cruzar la ría de Vigo, la ilusión embriagadora que me creaba el paisaje hacía que sonriera mientras conducía yo sola cantando. Porque confieso que yo sola en el coche doy unos conciertazos…

Mi etapa pontevedresa no ha ido todo lo bien que hubiese deseado, ni en el plano deportivo ni en el personal, pero sí es cierto que me ha traido grandes lecciones de vida. Pontevedra se suma a una de esas ciudades en las que he vivido que forman ahora parte de la persona que soy.

Aquí va una lista de las cosas que echaré de menos de esta región y que si venís algún día, os invito a conocer:

– Cuando vine me hicieron una pregunta, ¿Qué ría te gusta más, la de Pontevedra o la de Vigo? En su momento no lo supe responder. Hoy sí, la de Vigo.

– El casco antiguo de Pontevedra, con sus tapas en las plazas de la Leña y la Verdura.

– La piscina desde cuya cristalera se aprecia el paisaje de la ría

– Salir de casa con la bici y tener en seguida una variedad de carreteras por las que pedalear, con buen asfalto, arcenes anchos, poco tráfico y un paisaje precioso desde la costa hasta el monte.

– La senda al borde del río Lérez camino a Bora para correr, así como la del río Grafos.

– Las competiciones de ciclismo los domingos por la mañana con el PC Boavila 😉

– A toda la buena gente que trabaja en el CGTD.

– La posibilidad de poder ir andando desde casa a la piscina, a las tiendas, al cine…

– Los personajes míticos pontevedreses: Draculín, el hombre con la iguana, el hombre del gato negro en el hombro, el portugués loco…

– Que la frutera del Gadis de mi casa me pregunte por mis triatlones y la pescadera me explique recetas, como la de ala de raya con ajada. Graciñas 😉

– El olor de la panadería Acuña que cada mañana entra por la ventana mi cocina.

– Las gallinas valientes que caminan por la carretera cuando pedaleo en bici por los pueblos.

– Las abuelillas fuertes que arrastran troncos por el campo y lo que haga falta.

– Los tomates negros de Santiago.

– Los profesores de la Uned de Monteporreiro.

– Las frases filosóficas diarias que escriben en la pizarrita del bar de abajo en tiza.

– Nadar en el embalse de Berducido, con varias calles de 1000m.

– El amplio calendario de festejos gallego…impresionante con su feria franca, sus carnavales, samaín, peñas, oktoberfest, san juan, santa cata, etc etc

– …

Anuncios

3 comentarios en “Terei morriña de Pontevedra”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s