Reclamación a los daños causados en mi bici por viajar en avión

Estimada compañía Air Europa; estimada Aena; estimado pasajero; estimadas federaciones deportivas y a quien más pudiera interesar,

Se realiza vuelo Vigo – Palma de Mallorca con escala en Madrid por la compañía Air Europa con una bicicleta de competición valorada en 4500 euros para cuyo transporte se pagaron 130 euros (entre ida y vuelta) como equipaje especial en una bolsa específica para su fin, declarado como equipaje frágil. Se recibe el equipaje dañado sin posibilidad de reparación en la horquilla de carbono y el sillín. Se presenta una reclamación ante la cual ni la compañía aérea, Air Europa, ni la compañía aeropuertaria, Aena, se hacen responsables.

A mi lado en la cola de reclamación, otro pasajero cuya maleta ha sido dañada en las ruedas y asas, incidencia la cual ninguna compañía se hace responsable tampoco.

Se observan las siguientes incongruencias: La compañía aérea sólo se hace responsable de los daños tipo roturas de material causados a la maleta pero no a los causados dentro de ella, sin embargo, a la hora de pagar, se paga lo que hay dentro de ella. En el caso de las bicicletas, se paga por ser una bicicleta, independientemente de que el peso de ésta sea de 7kg en cuyo caso no existe exceso de equipaje, de la misma forma que al transportar animales se paga el animal y sin embargo la compañía aérea sólo se haría responsable de los daños causados al transportín.

Se denuncia por lo tanto, la mala ejecución y la ausencia de responsabilidad de un servicio de transporte especial etiquetado como frágil comprado por el cliente.

Se denuncia también el mal uso del idioma en las bases de la compañía aérea a fin de provocar vacíos legales, puesto que sustantivos como “equipaje” son empleados según el interés de la compañía para nombrar “contenido” o “recipiente”.

Se denuncia también el maltrato provocado por los operadores de Aena al equipaje, lo que supone una mala ejecución de la labor para la cuál han sido contratados. Una estructura de carbono laminado como la que ha sido fracturada, tan sólo puede ser acción de un fuerte impacto del equipaje contra el suelo desde varios metros de altura.

La bicicleta en cuestión es de competición, de carbono con componentes de alta gama perteneciente a una atleta internacional miembro de la selección nacional de la Federación Española de Triatlón. El daño causado afecta por lo tanto al material de trabajo de una atleta que prepara el Campeonato del Mundo de Triatlón en Estocolmo el próximo 25 de agosto y se desconoce si la bicicleta podrá ser reparada a tiempo. La bicicleta a su vez es propiedad de la empresa que patrocina a dicha atleta, por lo tanto, los daños causados en ésta suponen pérdidas económicas para la empresa italiana Globulonero,  además de pérdidas económicas por parte de la atleta y de cara a su preparación para dicho campeonato del mundo.

Se sugiere, a modo de solución, la existencia de un convenio o seguro entre las compañías aéreas, las federaciones y/o deportistas federados que viajan con su bicicleta para competir, la cual es su herramienta de trabajo, para asegurar su integridad en su transporte y que responda a los daños causados en ésta.

Gracias por su atención y comprensión.

Atentamente,

Marta Jiménez Jiménez

PD: Aprovecho para agradecer a Bicicletas Bimont, en especial a Miguel Fernandez Miniño, por prestarme una bicicleta para poder entrenar en Mallorca. Tuve la suerte de poder probar un cambio electrónico Shimano Ultegra, una autentica gozada.
Miguel competirá este año en el campeonato del mundo ironman en Hawaii. Puedes conocer más acerca de él y ayudarle en su proyecto en este enlance. Yo ya tengo mi camiseta!

Anuncios

Un pensamiento en “Reclamación a los daños causados en mi bici por viajar en avión”

  1. Es una vergüenza que se laven las manos de esa forma, cobrando lo que nos cobran por viajar. Basta ya de que seamos siempre los clientes quienes paguemos los “platos rotos” de una consecuencia de errores/fallos a la hora de trabajar, de algunos operarios… Pero bueno, creo que estamos a años luz de que tengamos que dejar de reclamar por perdidas, roturas, etc en nuestros equipajes y la verdad, es una auténtica pena, además de una vergüenza… Suerte Marta y espero que tu bici llegue a punto para Estocolmo. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s