Copa del Mundo de Ishigaki (18º)

Tiempo para ponerse románticos. En el mundo del triatlón, básicamente hay 2 mecas, los JJOO y Hawaii, y a estas alturas de la temporada, entre la Liga y la Champions, de lo que todo el mundo* (* léase Hipérbole) quiere hablar es de los Juegos, pero es que a estas alturas del partido, Jiménez aún está calentando en el banquillo.

Cómo cantan los Beach Boys, “Wouldn’t it be nice…” de ir a los JJOO de Londres, sí claro, sobretodo cuando con 18 años estabas grabando para la televisión programas promocionales de Madrid 2012…Pero en mi trayectoria deportiva he cometido muchos errores, en los que, independientemente de que el caldo de cultivo en el que yo me hallaba no me ayudase para nada, independientemente de que después haya procrastinado mucho, no pretendo culpar a nadie de mis errores, si bien es cierto que empecé el año estando seleccionada para 5 copas del mundo, todas ellas fuera del periodo de clasificación olímpica, y hace dos semanas me lo redujeron a que sólo me seleccionarían para la copa del Mundo de Banyoles, fuera del periodo de clasificación olímpica por supuesto.

En cuanto al romanticismo…aquí viene… Los que me conocieron cuando empecé en el triatlón, los que me entrevistaron por primera vez y me preguntaron cuál es tu sueño en el triatlón, sabrán que yo nunca dije la tan desgastada frase de “ir a unos JJOO”. Para mi vale más ser campeón del Mundo que simplemente ir a unos JJOO. Mi respuesta siempre fue, “ser la mejor”. Tardé un tiempo en recordármelo, entre la necesidad de demostrar si tenía sentido volver a entrenar, entre el querer ganarme el apoyo de la federación y entre querer ver si mi cuerpo era capaz de volver al máximo nivel a tiempo de cumplir los criterios del seleccionador. Pero ahora no vacilo en decir que mi objetivo no es ir a Londres sino mi propia carrera deportiva. Alcanzar la excelencia en los próximos años deportivos que me queden. Por eso cogí mi premio del campeonato de España de media distancia y lo invertí en hacer una de las cosas que siempre quise desde que empecé de cadete, ir a la Copa del Mundo de Ishigaki.

Y allí fuí en el viaje más largo que hice hasta ahora, 4 aviones y 3 escalas, dos días viajando, 7 horas de jetlag y repetimos para volver. No estoy contenta con mi resultado, pero prefiero haberlo hecho. Mi natación fue pésima, el problema de siempre, que soy nadadora de piscina pero no de aguas abiertas. No pasa nada, se analizan los puntos débiles y se entrenan. El segmento de ciclismo fue un mero trámite a ver pasar las vueltas con otras tres amigas. Puntos positivos, T1 y T2 bien ejecutadas. Lo que más disfruté fue la carrera a pie. Realicé el 7º mejor parcial y remonté varios puestos. Finalicé 18º. Increíble cómo animaban los japoneses, era como si hubieran puesto a dos colegios de niños a lo largo del circuito animando y haciendo la ola cuando pasabas. Y respecto a la cultura, de mis favoritas.

Anuncios

Un comentario en “Copa del Mundo de Ishigaki (18º)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s