Crónica de dos copas de Europa

4ª en Quarteira y 9ª en Antalya

Amanece el día con la tranquilidad de las primeras semanas de primavera, con la confianza de saber que el verano se acerca y que el estado de forma para afrontarlo, sin bien nunca llega a ser el que a nosotros nos gustaría, al menos llega a las notas de semana santa con un aprobado y un progresa adecuadamente. Para aprobar el primer temario de esta asignatura el método era bien sencillo, aprobar dos parciales con un TOP 10 en ambos, uno en la Copa de Europa de Antalya, en Turquía, y otro en la Copa de Europa de Quarteira, en Portugal.

El primer viaje estuvo simpático por ser bastante turístico dado que decidimos alojarnos en un hotel cerca de boxes, por dónde pasaba el circuito de bici, ya que el de la organización quedaba prácticamente a una hora yendo en un transfer atravesando toda la ciudad, que estaba en obras. Yo no sé si todo lo barato sale caro, pero lo que sí sé es que hicimos un curso acelerado de cultura turca. Aquello recordaba al típico hotel al que vas de viaje de fin de curso con el colegio, clásico cutre-hotel que por no tener estrellas las tiene todas esparcidas decorando el luminoso de la entrada, con la anécdota de quedarnos en la ducha sin agua caliente, sin luz y tener que salir al pasillo en toalla buscando los fusibles. Luego pudimos cultivar el arte de la diplomacia con un turco en recepción que hablaba poco inglés y que intentaba regatear cinco liras turcas del buffet de comida. Cabe mencionar el sistema curioso de ropa de cama turco, que consta de una mezcla entre sábana y edredón blanco, doblado y estirado encima de la cama. Primera lección del turismo turco, no fiarse de las fotos del hotel en Internet.

En cuánto al tema gastronómico, he de decir que a mi personalmente me gusta bastante y sí que merece la pena salirse del buffet del hotel y aventurarse en algún restaurante local. Si la carta no tiene traducción a otros idiomas que entiendas, o si la única palabra que conoces de turco es kebab, no pasa nada, pues suelen tener las cocinas abiertas y puedes señalar con el dedo lo que quieres. Yo solía pedir tavuk, que en turco significa pollo. El rollo aquí es pedir un plato de carne el cuál te sirven con una generosa guarnición de verduras, ensalada y arroz; y de entrantes suelen poner un pan pita con semillas de sésamo calentito para tomar con mantequilla o mojado en salsas de yogur con eneldo o un picadillo de pimiento picante, además de una ensalada especiada de tomate, pepino y cebolla. No suelen ser de postres, allí los dulces típicos son las delicias turcas que son cómo golosinas gelatinosas, pero al terminar de comer ofrecen té turco, cortesía de la casa.

En cuánto a la prueba, el día se presentaba con lluvias y viento. El circuito era completamente llano cuya única dificultad era el asfalto deteriorado al que se agarraba la rueda, así cómo los charcos de agua en los puntos de giro. La organización fue un poco caótica puesto que la recogida de dorsales, del gorro, el momento rotulador permanente en las cuatro extremidades, el check-in, boxes y guardarropa se encontraban en puntos distintos.

Mi natación fue bastante mediocre, lejos de lo que sé que soy capaz de nadar, y salí con el grupo de cabeza a falta de tres escapadas por delante. Sin embargo, tuve problemas para quitarme en neopreno en la T1 por no haberme dado aceite para facilitarlo y perdí unos segundos con respecto del grupo, los cuales, al no sentirme yo bien de fuerzas en las piernas, fui incapaz de recuperar, luchando así en vano por cazarlas y siendo absorbida unas vueltas más tarde por un segundo grupo perseguidor. Al bajarnos a correr no sabía qué sensaciones tendría, por lo que empecé lenta, sin embargo las piernas me respondieron bien y empecé a remontar puestos valiosos, cazando a gente del primer grupo con las que había salido del agua. Tuve la mala suerte de que al adelantar a una belga que marchaba conmigo en mi grupo de bici con quien no debí de hacer buenas migas, me dio un empujón que me tiró al suelo. Raspón en el codo, cadera y tobillo derecho, exclamación en estéreo de expresión española predecible y en pie otra vez a darle caza y dejarla. Finalmente logré cruzar meta en 9º posición, cuarto mejor parcial a pie a pesar de mi caída, primera española y con unos cuántos deberes a mejorar para el próximo triatlón.

Tres días más tarde desde que regresamos de Turquía, pusimos rumbo a Quarteira, en el Algarve portugués, esta vez con el apoyo de la federación gallega. Correr aquí era mucho más parecido a correr en casa por el ambiente, el clima y la cultura, además de ver más caras conocidas, lo que contribuye todo ello a que se esté más relajado antes de la competición. El circuito era algo más exigente, especialmente el segmento de natación por el fuerte oleaje y la irregularidad de la playa para entrar al agua, lo que claramente iba a favorecer a los expertos nadadores en aguas abiertas e iba a ser un condicionante para muchos otros. Personalmente puedo decir que ha sido una de las veces que más he sufrido en la natación por la cantidad de golpes, tirones de pies, chicas que se apoyaban en tu hombro para empujarse a ellas mismas, momentos de tensión al girar las boyas por la parte más interna en los que te quedas un rato sumergida mientras otras te pasan por encima, tragos de agua salada del atlántico además de las incómodas olas al iniciar cada una de las dos vueltas que había que nadar. De hecho cuando salí del agua hubo una chica que tuvo que echarse al suelo para vomitar. Una vez sobrevivida una mala natación formamos un grupo en bici en el que fuimos remontando posiciones y ya en la segunda vuelta marchábamos un pelotoncillo de unas doce unidades, con una escapada de dos grandes nadadoras, Thorrington y Moniz, cuya ventaja en la tercera vuelta era de un minuto. Sin embargo, nuestro grupo se relajó, todas las buenas corredoras dejaron de tirar y la diferencia aumentó con las escapadas. Cómo yo aún era una novatilla por estos lares, no entendía semejante derroche de confianza en la carrera a pie de las que marchaban en mi grupo, por lo que dí la cara al aire más de lo deseable en las últimas vueltas de bici. Al llegar a la T2 apuré más de la cuenta para bajarme de las primeras y, al tirar con fuerza el pie izquierdo fuera de la zapatilla, saqué sin querer la cala del pedal. Fueron unos segundos de improvisación mientras me quedaba con la zapatilla en la mano en los que pisé sin quererlo la línea de desmonte con mi rueda delantera, hecho del cuál no fui consciente pero que más adelante me costaría 15 segundos de penalización. 

Empecé a correr un poco incómoda de sensaciones y de estómago pero sin embargo marchaba entre las primeras. Anne Haug, gran ciclista y corredora que ya marcó el mejor parcial a pie la semana anterior en Antalya se colocó en primera posición. Detrás marchábamos la alemana Robisch, la polaca Jerszyk y yo. Ahí pequé de impaciente y fui tirando yo de ellas chupando aire. Logré dejar a la polaca detrás y alcanzar a las que fueron escapadas en bici, sin embargo a partir del Km. 5 empecé a notar falta de fuerzas, momento en el cual Robisch aprovechó para dar un cambio de ritmo y dejarme. A falta de una vuelta para terminar la carrera a pie la polaca me alcanzó y a la vez fui notificada por los jueces de mi penalización y tuve que parar en el temido penalty box durante 15 segundos. A pesar de tratar de remontarlos, curiosamente esos fueron los mismos segundos con los que entramos de diferencia en meta. No obstante, estoy muy contenta con mi 4º puesto. No es un resultado importante ni mucho menos pero definitivamente sí es una medalla de chocolate para este primer hito en la temporada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s