Quiero más y mejor

Bueno, creo que ya era hora de actualizar el blog antes del año que viene….;-) Hace dos meses que terminé la temporada y desde entonces descansé un poco e hice el camino de Santiago en bicicleta de montaña con alforjas con dos compañeras de mi equipo de triatlón el Cidade de Lugo Fluvial. Lo empezamos a mediados de noviembre, por lo que las condiciones climatológicas fueron bastante duras, teniendo desde sol hasta nieve, pasando por lluvia, viento de cara y frío. Empezamos en Roncesvalles y llegamos a Santiago en nueve días, es decir, 790km en nueve días cargando con unos 30 kilos de peso….

Fué muy duro y tuvimos de todo, entre otras cosas se me rompió la patilla del cambio de una Mongoose de hace diez años y tuve que comprarme otra bicicleta, pero al final valió la pena tanto a nivel físico-deportivo como personal.

A lo largo del camino te ibas encontrando con gente que va contando las leyendas del camino, cómo una americana joven que iba andando descalza -de hecho vimos las huellas marcadas en el barro-, o como la historia del que llevaba 98.000km andando de peregrinación en peregrinación…creo que nosotras también hemos pasado a la historia cómo las tres chicas que iban dando caña con la bici por el camino y que subieron Cebreiro de noche o que llegaron a Palas del Rei de noche y con lluvia…

Tras unos días de recuperación del camino, empecé los entrenamientos, y cuando no llevaba ni dos semanas entrenando, me llamó la federación española de triatlón para realizar unos test de natación y carrera. Consistían en llegar al máximo de tu capacidad midiendo el ácido láctico que se iba generando al aumentar los ritmos en unas determinadas distancias. Por otro lado, te grababan la técnica tanto de natación cómo de atletismo con un sofisticado programa que te detecta los errores técnicos, lo cuál es muy interesante para trabajar en mejorarlos, sobretodo a estas alturas de la temporada que es cuándo mejor se puede trabajar en ello. Yo soy de las personas que cree que la técnica es infinita y siempre es mejorable. Eficiencia, eficiencia y eficiencia, en eso estoy trabajando ahora. En cuanto a los resultados, con menos de dos semanas de entrenamiento no se le puede pedir al cuerpo que asimile bien el lactato de cuatro test en dos días, pero la buena noticia es que he mejorado un escalón con respecto del año pasado, que estoy muy cerca de subir otro y que aún tengo mucho margen de mejora.

Y una semana más tarde, estaba compitiendo en la Copa de Madrid de Clubes de natación, con mi C.N. Alcobendas en primera división y luchando por subir a división de honor. Yo nadé el sábado por la tarde 800m libres y 100m mariposa, y el domingo por la tarde 200m mariposa. ¡Parece ser que en el fondo soy mariposista! ¡jajaja! Pues sin haberla entrenado nunca de manera específica y con muchas deficiencias técnicas de patada y empuje, hice el 200 mariposa en 2´47´´con el pase del 100m en 1´18´´, y la verdad que me quedé con ganas de nadarlo otra vez. En cuanto al 800s, estoy trabajando para bajar la barrera de los 10´ en cuanto asimile las nuevas mejoras en mi técnica. Además, subimos las chicas del Alcobendas a división de honor, por lo que tengo muchas ganas de prepararme para la batalla contra los mejores clubes madrileños en natación, entre ellos el Real Canoe, dónde aprendi a nadar.

Y en menos de dos semanas ya correré en la San Silvestre de Inca, en Mallorca, por lo que sin duda está siendo una pretemporada de lo más intensa, pero también muy motivante.

Anuncios

Un pensamiento en “Quiero más y mejor”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s