Copa del Mundo de Huatulco

La verdad que no pensaba ir, era demasiado lejos, demasiadas horas viajando, demasiado caro y todo planeado a última hora. Pero mientras mi pareja -y entrenador- y mis padres me aconsejaban no ir, una vocecilla en mi interior me decía que fuera. Creo que una de las lecciones más importantes que he aprendido es que en esta vida las cosas no llegan solas, y que la felicidad hay que trabajársela mucho y muy duro, y constantemente. Hace seis años pensé que todo iba encauzado, que al año siguiente iría a copas del mundo y a campeonatos del mundo y que iría a los JJOO del 2008 y luego a los del 2012…así que me senté a esperar y me perdí en mi propio camino. Por eso esta vez no quería esperar al año que viene, y a pesar de estar aún muy verde y poco entrenada para competir contra las mejores del mundo, cuando quieres algo tanto simplemente no puedes esperar a hacerlo. Decidí invertir mis ahorros en mi carrera deportiva y me alegro de haberlo hecho.


(En la foto soy la segunda empezando por la derecha) El triatlón en sí no se me dió tan bien cómo hubiera querido, aún tengo mucho que mejorar en mi natación en aguas abiertas puesto que no se corresponde con mis tiempos en piscina. Salí en un grupo nadando y pronto formamos un segundo grupo numeroso en la bicicleta de unas 19 chicas. A pesar de haber competido en el 2002 y 2003 en ciclismo femenino a nivel nacional e internacional, se me había olvidado cómo rodar en un grupo en el que las chicas van acopladas aún yendo a rueda, y que derepente se te cierren dos por los lados…no se trata de cómo de bien puedas hacer tú los giros sino de cómo lo hagan las demás…de echo en medio de una curva nos chocamos los hombros Margarett Shapiro y yo aunque afortunadamente mantuvimos bien nuestro equilibrio. El caso es que yo fui en tensión los 40km enteros, con mis ojos, intentando mantenerme delante en el grupo, respondiendo a los tirones y subiendo fuerte un repechín en cada vuelta para evitar perder mi posición. Me bajé a correr cómo chiquito de la calzada….o cómo Rambo, que no sentía las piernas…qué rabia porque estaba empezando a correr bien, pero claro, una cosa es entrenar y otra muy distinta es poner los tres deportes juntos durantes 2 horas a 180ppm. De echo no fue hasta los últimos 3 km que empecé a sentirme mejor, me acuerdo que me cruzaba con Nicola Spirig y pensaba “te queda muchísimo por entrenar Marta para estar ahí delante”. Al final yo aceleré pero también aceleraron las demás claro, y mientras me quedaba a escasos segundos del top20, tuve que sprintar al final para que no me cogiera una portuguesa conocida mía desde hace diez años ya, María Areosa. 21º en mi primera copa del mundo y mis primeros puntos ITU para el ranking olímpico, no está mal, pero definitivamente quiero hacerlo mejor al año que viene.

Anuncios

4 pensamientos en “Copa del Mundo de Huatulco”

  1. Pues has hecho muy bien y por supuesto lo has hecho muy bien, ya verás como este resultado te da un empujón para entrenar todavía más fuerte.

    Aunque nunca he comentado llevo tiempo leyéndote, con tu permiso seguiré haciendolo.

    Un saludo.

  2. Sigue, Marta, sigue … te llegará la recompesa a tanto esfuerzo y tesón, yo estoy convencida de ello y creo que tu también que es lo importante.
    Por algo se empieza y tu ya tienes unos puntillos a partir de ahora … ¡¡¡A AUMENTARLOS!!!

    Un besazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s