Copa del Rey 2010 en Coruña

Campeonas por equipos de la Copa del Rey y la Super Liga

Fin de semana intenso el vivido hace casi dos semanas, pues aprovechando que la Copa del Rey se celebraría en Coruña, decidí hacer escala en Pontevedra para aprovechar e intentar entrenar con mis compañeras de equipo. El sábado y de forma improvisada me apunté a hacer dos travesías seguidas que se celebraban en Sanxenxo, una de 1000m abierta para no federados y otra después de 2500m para federados (cuyas inscripciones estaban cerradas y nadé sin dorsal). ¡ El agua estaba a 16º! Y por supuesto era sin neopreno…..cuando me metí a calentar no podía meter la cabeza ni abrir los pulmones para respirar….pero luego cuando dan el bocinazo y entras en modo competitivo, te olvidas del frío y sigues nadando. Me sentí fuerte y con mucha energía, y logré terminar 1º mujer y 2º en la general absoluta a escasos segundos del primer hombre. Al terminar nos dieron un chocolate calentito…cómo estaría el agua para que en pleno agosto, en la playa, te den un chocolate caliente….y una bolsa con un bocata, una camiseta y 15minutos más tarde dieron la salida para la otra travesía, la de 2500m. En esta ya había muchos nadadores, entre ellos la campeona de España de 1500 o una internacional en aguas abiertas….Al comenzar a nadar me sentí algo tocadilla de la travesía anterior, pero en seguida volví a sentir las fuerzas. No obstante, en los últimos 500m ya empecé a notar los efectos del frío en los músculos, a los que cada vez le costaban más moverse. Al nadar sin dorsal, no sé en qué posición entré pero me pareció contar a 6 chicas en la playa cuando llegué. Otro chocolatito, otra bolsa con bocata y otra camiseta, y para recuperar fuerzas….un pulpo a la gallega!

A la tarde salidita en bici, crepería muy chula en Pontevedra para cenar y a la mañana siguiente rumbo a Coruña para el triatlón de la Copa del Rey. Tuvimos un poco de desorden porque cada una vinimos de un sitio distinto al ser la competición en Galicia, pero al final conseguimos organizarnos bien. Al llevar suficiente ventaja con respecto nuestras rivales, pudimos relajarnos y entrar las 6 integrantes del equipo juntas. Después comida con dos compis en un restaurante que se llama La Huerta, en Santa Cristina, que se comía de vicio unas setas rebozadas y una ensalada enorme y viajecito otra vez a Pacualcobo, al pueblo de veraneo familiar, para pasar la noche y disfrutar del lunes entrenando con la bici por las carreterillas de pueblo rompe-piernas.  Eso sí, cuando regresé a Madrid, tras cuatro días de haber viajado sola en coche Madrid-Pontevedra-Coruña-Pascualcobo-Madrid, las dos travesías, el triatlón, y otras 5 sesiones de entrenamiento, me pasé la semana pasada con la espalda y el cuello muy contracturados que me daban fuertes dolores de cabeza que me impidieron entrenar debidamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s