Triatlón clasificatorio de Valladolid

Es curioso pero muchas veces tengo la sensación de que mi retorno al triatlón y el reentrenamiento del cuerpo es una repetición de la que tuve la primera vez. Inintencionadamente, por supuesto, pero muchas veces me veo a mi misma repitiendo sensaciones, experiencias y hasta novatadas que ya había experimentado. Cómo yo empecé a hacer triatlón con 12 años, ahora es cómo si volviera a estar en el mismo punto en el que estuve cuando tenía 14. Y eso incluye las martadas mías de juvenil…cómo puede ser irte a nadar dándo una vuelta al circuito de natación con el tiempo justo para volver a contracorriente y ver cómo tus competidoras se están colocando en el pontón de salida….desde aquí pido perdón a jueces, organizadores de la competición y compañeras de batalla por tener que esperarme. No lo hice a posta, simplemente `se me piró la pinza´, desconecté de la competición y me centré en calentar olvidando el paso del tiempo…

Al final conseguí llegar a línea de salida gracias a la santa paciencia de los jueces y el director de competición. Pese a tener el dorsal número 1, tiré mi privilegio por la borda y tuve que colocarme en el primer y peor sitio que había, y nada más llegar dieron la salida. La natación por consiguiente fue una lucha mía por intentar remontar desde el final del grupo hasta dónde pude, y tras la boya del punto de retorno me había colocado en el grupo principal pero al tener la corriente en contra a la vuelta y una competidora que me hundía y me sacaba de la estela del grupo supusieron que ese era el sitio en el que me iba a quedar.

Cogí la bici y me sentí fuerte, ágil y con ganas de ser un pequeño bólido que quería coger a la cabeza. Cogí a todas las que salieron delante mía y se formó un grupo, que cómo siempre, nadie tiene fuerzas para tirar pero tampoco se descuelgan del grupo. Realmente íbamos tirando tres de un grupo de diez…y yo intentaba animar a Ana Burgos y a María Pujol diciéndolas que era imposible que Aida Valiño fuera más rápido que nosotras tres dando relevos, pero era imposible penetrar en el amor propio de éstas triatletas. Ana no quería cansarse porque aún tenía margen de tiempo para coger a Aida, aunque a María sí que le escuché la respiración más fuerte.

T2 y a correr…noté una mejora en el cambio muscular que me permitió correr con las piernas menos pesadas pero aún hay mucha diferencia de correr sólamente a correr tras la bici…Finalmente 5º absoluta, 1º por equipos y contenta por haber recuperado mejores sensaciones compitiendo.

Y después, ¡24 horas exprés en el pueblo de mi abuelo! Eran las fiestas esta semana y estaba allí toda mi familia. Aquí en una sesión de técnica de carrera a pie tras haber sido empapada por la fiesta del agua.

Anuncios

Un pensamiento en “Triatlón clasificatorio de Valladolid”

  1. Si es queeee…. ! 😉
    Poco a poco, la verdad es que hay una diferencia abismal entre tu carrera a pie normal y tu carrera a pie despues de la bici….pero ya sabes que es cuestion de tiempo! Animo, pasito a pasito y con constancia. Love

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s